El pasado fin de semana, tuve la oportunidad de conocer a una mujer muy interesante, además de amable y encantadora. Su nombre es Rosario Fernández Rodríguez, y es la actual capitana de la Nao Victoria, réplica de la primera embarcación que consiguió dar la vuelta al mundo hace cinco siglos, siendo capitaneada en su mayor parte  por Juan Sebastián Elcano. A continuación, podéis leer la crónica de la entrevista que me enorgullece haber llevado a cabo (por la categoría de la entrevistada) el sábado 21 de marzo en la villa de Bayona (Pontevedra).

Uno nunca sabe donde puede estar la entrevista perfecta, y por eso Realkiddys siempre está alerta allá donde va; y si ese momento llega en un puente, festivo y con la familia, pues tampoco vamos a desaprovecharlo ¿no? Así que, una vez visitada la nave Nao Victoria en Bayona, el viernes 20 de marzo, y siendo informada de que quien dirigía tal cantidad de hormonas masculinas juntas era además una mujer, procedí a “abordar” amablemente a la tripulación, para que me pusiesen en contacto con la persona encargada de guiar aquella maravilla por los mares. ¡Y lo conseguí!!!

Nos citamos para el día siguiente por teléfono, y mi curiosidad iba “in crescendo”.

Una mujer…capitana…Hmmmm…

¿Qué esperaba yo de una capitana?

¿Sería una señora corpulenta, de mala cara y mal carácter?

¿Me despacharía en un momentito para seguir “repartiendo latigazos” entre su tripulación?

¿Fumaría en pipa, o masticaría tabaco?¿tendría la voz ronca?

¿Sería abusona y cortante, como parece que manda la norma cuando una mujer regenta un puesto de poder, y más en un campo tan tremendamente masculino?

¿Escupiría cada cinco minutos durante la conversación?

Yo, organizadita y responsable como siempre, llevaba preparada (aunque con poca antelación por la inmediatez del encuentro) una entrevista de lo más informal, pero tenía claro que recurriría a variar el tono de la misma según su transcurso, con lo cual, no sabía muy bien como podría acabar aquello. Y es que no sé… si es respeto o miedo la palabra correcta para definir mi disposición ante tal talante, porque más bien estaba un poco “asustá”. Después de todo, una mujer capitana tendría que ser una “mujer de armas tomar” o incluso peor, “una trepa”, porque si no, a ver como había llegado tan alto ¿cierto?

Pues señoras y señores, he aquí que la vida no es siempre del color que nos la pintan. Yo siempre digo que las cosas no son blancas o negras y en el caso de Realkiddys lo que promovemos es que el mundo de los peques, no debe ser solo azul o solo rosa. Y queda claro, en este caso, que toda la ristra de estereotipos que os podáis imaginar respecto a una mujer capitana, que yo cargaba en mi mochila, tuvieron que ser rápidamente desechados en el mismo momento que conocí a Rosario.

Rosario es una mujer bella (por dentro y por fuera), rubita, simpática y menuda, pero que transmite una fuerza y una pasión por el mar, que rompen con cualquier estereotipo que podamos adjudicar a una mujer de su complexión. Vamos, nada que ver con la imagen que me había hecho de ella. Así que…

Bye, Bye Capitán Garfio y Hellooo Capitana Rosario!

Rosario Fer. Capitana Nao VictoriaFoto tomada por M.R. Aguilera para el DiariodeMallorca

El primer contacto con el mar por parte de Rosario proviene de su época de niña. A los diez años ya practicaba windsurf de manera autodidacta, y después de unos cuantos cursos, se convirtió en monitora de vela. Y por este mismo camino siguió durante su adolescencia y juventud, compaginando campamentos y cursos de vela, con sus estudios en el colegio e instituto.

A Rosario siempre le atrajo el mundo y sus entresijos, y por ello optó por Geografía e Historia para licenciarse. Pero una vez finalizados sus estudios universitarios, se dio cuenta de que ella no quería estudiar el mundo, ¡lo que quería era vivirlo! y hacerlo, como no, por mar.

Por ello, decidió “embarcarse” en los estudios profesionales de la marina mercante, y una vez rematados los dos años de formación exigida, más todas las horas de experiencia profesional correspondiente, llegó la hora de enfrentarse a solas ante la cruda realidad laboral.

Rosario ya tenía por fin su título en mano, así que procedió a presentarse a las diferentes ofertas que demandaban un perfil como el suyo. Su sorpresa fue que, dichos demandantes al entrevistarla físicamente, ya no parecían valorar tanto su currículo, y los trabajos que le ofrecían pasaban a limitarse a: camarera, chica para la limpieza, para hacer las camas, o básicamente de azafata. Rosario tenía muy clarito que ella no había estudiado para aquello, estaba más que segura de que no se había equivocado de profesión, y desde luego no tenía ninguna duda respecto a su valía. ¿Cuál era el problema entonces?

Claramente el problema no lo tenía Rosario, sino toda una lacra de estereotipos que vienen creados desde la infancia, y que no hacen más que machacar a mujeres y hombres, niñas y niños, que de alguna forma se salen lo más mínimo de la caja. Y estos son los estereotipos que impiden, como me comentaba Rosario, que muchas mujeres decidan seguir en ese mundo una vez acabados los estudios. Las puertas se les cierran una y otra vez, por activa y por pasiva, por lo cual muchas de ellas acaban optando por impartir formación en las escuelas mercantes, o bien por cambiar de medio de vida radicalmente, con sus consecuentes frustraciones personales.

Y aún así nos seguimos preguntando, ¿por qué no hay más mujeres capitanas? Pues… ¡porque no les dejan! Por eso, una figura como la de Rosario, que tendría que estar dentro de la normalidad, debe ser VISIBLE para que muchas chicas vean que sí pueden llegar y SÍ, probablemente será más duro para ellas que para los chicos, pero abrirán el camino para que las futuras generaciones de mujeres no tengan que enfrentarse a los mismos problemas..

Aún así, seguro que a muchos de vosotros os quedan todavía dudas, inquietudes, o cierto recelo al respecto de la capacidad de una mujer para ser capitana, o enfrentarse a una travesía complicada como esta. Pues si de saciar vuestra curiosidad se trata, solo tenéis que seguir leyendo…

 

nao_hong_kong
Foto de la Fundación Nao Victoria

Pero… ¿no hay que ser fuerte y corpulento/a para navegar?

Pues NO. Seguro que tendréis cierta desconfianza sobre el hecho de si ser “menudita”, como la capitana Rosario, no lo convierte en una limitación a la hora de navegar, sobre todo en una nave como la Nao Victoria. La capitana Rosario nos deja muy claro que: “en las tripulaciones debe de haber perfiles muy diferentes”, y si bien un hombre muy fuerte físicamente es bienvenido, también lo es una mujer (u hombre) menuda, que pueda fácilmente subirse al mástil para realizar las tareas que ahí se requieran. Por cierto, yo mido 1.80 cm, y no querría enfrentarme a Rosario, vaya con la “pequeñita”…

¿Es necesario que las mujeres en altos cargos como el de capitana adopten roles masculinos?

Si por roles masculinos entendemos ser firme, claro, y seco, Rosario nos comenta que llegado el momento ella no duda en adoptarlos, de igual manera que cualquier ejecutivo o ejecutiva hace con su equipo de empresa. Pero también quiero resaltar que el tener que adoptar roles masculinos en determinados momentos de su profesión, no significa para Rosario perder su feminidad en absoluto. Rosario no deja de ser más capitana por vestir minifalda, llevar un escote, o maquillarse. Y aunque a su tripulación, o a personas ajenas al mundo de la navegación, se les pueda pasar por la cabeza en algún momento que eso es así, ahí están mujeres como ella, para mostrar su valía día a día, milla a milla. Y por favor, que sea mostrar, NO DEMOSTRAR.

¿Y cómo encaja la maternidad en este mundo?

Pues encaja, o debería encajar, igual que la paternidad. En este caso Rosario no tiene hijos, pero esta no ha sido una situación tomada a conciencia debido a su trayectoria profesional, sino que es algo totalmente personal. Reconoce que muchas compañeras han dejado la vida de las travesías a causa de la maternidad, y cree que es de lo más respetable, al igual que deberían poder hacer los padres sin ningún tipo de estigma. Una vez la situación se estabiliza, Rosario considera que: “la maternidad sí puede compatibilizarse con el trabajo de capitana”, sobre todo cuando la palabra “conciliación” deje de pertenecer únicamente al mundo de la mujer.

¿Qué podemos hacer para generar un cambio al respecto según Rosario?

Ella cree que el cambio nace de la familia, que para ella son los que tienen que tener la máxima responsabilidad a la hora de transmitir determinados valores a sus hijas e hijos.

¿Qué podemos hacer para generar un cambio al respecto según Realkiddys?

En Realkiddys creemos que dar visibilidad a ciertos modelos como el de Rosario en un mundo masculino, o el de un hombre o niño en un mundo femenino, contribuirán a otorgar normalidad a ciertas situaciones. Por ello damos mucha importancia a este tipo de entrevistas, y agradecemos la disponibilidad que personas como Rosario nos ofrecen para compartir sus experiencias.

En Realkiddys sabemos que la educación desde las escuelas es fundamental, y por eso os proponemos el no dejar escapar una oportunidad como la de tener a la Nao-VICTORIA y a Rosario en vuestro entorno, para llevar a cabo un proyecto educativo en en el cual no solo aprenderíamos como determinados roles no tienen que ser para nada asociados a un sexo concreto, sino que además nos adentraríamos en el atractivo mundo del mar, teniendo así la posibilidad de tocar muchísimas materias haciendo uso de las distintas competencias educativas.

Rosario Fernández nos ha demostrado que ella sí cree en las ideas de Realkiddys, así que ya es de nuestro club.

 

¿Y tú? ¿A qué estás esperando?

@Albarealkiddys en la NaoVictoria@AlbaRealkiddys en la NaoVictoria

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

2 Comentarios

  • Publicado hace 16 Abril, 2015

    Olichus

    Muy muy fan de tu blog y tus artículos y entrevistas Alba (obviemos el intrusismo laboral ;)). Realmente tu trabajo es muy inspirador y motivador, al igual que el de la capitana Rosario! no tengo hijos aún pero se me ocurren unas cuantas maneras de sumarme al cambio y acabar con los roles de sexo impuestos (y automatizados que es lo peor…) absurdamente a través de la cultura, la educación, la religión, etc. Keep going!!!

    • Publicado hace 17 Abril, 2015

      Alba Alonso

      No lo dudaba, profesionales como tú me dan impulso para trabajar con más fuerza!Si tienes ideas para el cambio, espero poder escucharlas!

Comenta

Publicaciones relacionadas