Con el inicio del curso escolar, y la tan famosa #vueltaalcole nos damos cuenta de que.. ¡los peques han crecido un montón! El verano siempre es tiempo de estirones, y hay que comprar ropa de nuevo. De este modo comenzamos nuestra campaña #soyquiendecide del nuevo curso.

Hoy toca hablar pues de ropa infantil, así que allá nos vamos de tiendas para abastecer el armario para el próximo otoño invierno. Pero ¿qué es lo que nos encontramos? Pues que cada vez las tiendas parecen más un mundo rosa/no rosa que un mundo de colores como eran aquellos de cuando éramos nosotros los peques.

girls pink dress

De acuerdo que las modas cambian y la gama arcoiris con la que íbamos vestidos en los 70/80 se ha convertido en unos tonos de pantone mucho más pastel en la segunda década del siglo XXI, pero de ahí al monótono mundo princesas/superhéroes que estamos viviendo hay un gran trecho. Es más, si leéis algo de la historiadora Jo Paoletti veréis como el mundo rosa/azul no siempre existió y de hecho fue el blanco el color predominante durante muchos años en la ropa infantil. Color que también se usaba en los vestidos para niños, porque sí, los niños hasta cierta edad, también llevaban vestidos.

pink-and-blue-Franklin-Roosevelt-2.jpg__600x0_q85_upscaleFranklin Roosevelt con vestido y pelo largo. Un rompedor de los estereotipos!

Pero el tema que nos preocupa hoy en día es …

¿Qué dice la ropa de nuestros hijos?

La ropa dirigida a niñas nos dice claramente, cómo tienen que ser las niñas. En sus prendas encontrarás corazones, mariposas, pastelitos, … Porque las niñas han de ser cariñosas, dulces, amorosas…

También verás tutús por doquier (que son muy monos, pero hay mundo más allá del tutú), mucho brillo, lentejuelas… Porque las niñas han de brillar estéticamente, ellas han de estar guapas, esa parece ser su función.

princess

La sección de ropa “para niños” sin embargo, nos muestra un estilo muy diferente. Aquí encontraremos dragones, genios como Eisntein, dinosaurios, superhéroes, monstruos, villanos… Porque los niños han de ser fuertes, salvajes, valientes, y eruditos.

También encontrarás camisetas relacionadas con el mundo de la ciencia, la programación, las matemáticas… Porque los niños son más bien fríos, calculadores, nada sensibles, muy científicos…

BoysShirts

Sin eres niña y quieres un pijama de “StarWars” lo vas a tener complicado a menos que te vayas a la sección de niños. Y si eres niño y te gusta “Frozen” pues te va a pasar lo mismo. De acuerdo que ellos no van a llevar faldas ni vestidos (únicamente porque es una cuestión cultural, dentro de 10 años o menos quizás sí las lleven), pero limitar motivos, mensajes y colores de esta manera tan absurda no tiene cabida en el siglo XXI.

Fotografía de la marca de ropa Shava que rompe con los estereotipos de género

Desde #soyquiendecide tenemos que recordaros que Realkiddys no tiene ningún problema con los brillos o los dinosaurios, sino con la manera de hacer exclusivo un mensaje, un motivo o un tono en la ropa infantil para un determinado sexo.

¿Es necesario limitar tanto a niñas y niños con estereotipos también en su ropa?¿Tenemos que seguir mostrándoles el mensaje de que ellas han de estar monas con su vestido rosa palo brillantina, y ellos pueden ensuciar sus camisetas de colores sin problema?Más bien todo lo contrario. Una niña de 9 años no tiene que llevar un sujetador con relleno, ni unas cuñas que la hagan más alta ( a la vez que estropean su columna o sus pies).

cuñas niñasZapatos de cuña para mamá y para la peque

Afortunadamente no todas las marcas lo están haciendo mal. En este post podréis leer también marcas que han decidido romper con estos estereotipos creando mundos únicos donde cada niño y cada niña pueda llevar lo que quiera sin ser etiquetado.

¿Cómo podemos hacer para no propagar también los estereotipos de género desde la ropa infantil?

  1. Muy fácil. No hace falta que invirtamos la sección en la cual adquirimos la ropa, pero sí que paseemos por las dos y dejemos que ellos elijan. Incluso, cuando lo más probable es que les guste la que la tienda ha designado para su sexo, el hecho de reflexionar con ellos sobre el por qué las niñas no tienen camisetas de superhéroes o los niños cazadoras con corazones, abrirá un debate fantástico en familia.boys tshirts empower
  2. Otra idea a tener en cuenta son los mensajes escritos que llevan a veces las prendas. Debemos de saber qué están diciendo, y si lo consideramos adecuado. Hoy tu hija puede llevar una camiseta que diga “soy una chica guapa”, pero que mañana lleve una sudadera que ponga “soy tan valiente como mi madre”. Esto son unos ejemplos inventados por supuesto, pero ¿entendéis el concepto?2013-08-23-Screenshot20130823at3.16.53PM
  3. Y por último, que su armario no sea nunca monótono (muy fácil en el caso de las niñas). Pongámosle colores a su ropa y a su vida, además de muchos motivos diferentes que hagan referencia a los mundos infinitos a los que pueden tener acceso en sus sueños y en sus vidas.

girl tshirt astronaut Fotografía de la marca de ropa Shava

Antes de terminar, nos gustaría aclarar que los cambios se han de hacer siempre desde la comprensión, el respeto y el diálogo. No lograremos nada si obligamos a llevar determinadas prendas para romper estereotipos.  Y la campaña #soyquiendecide junto a Madresfera apoya el respeto a una infancia auténtica.

¡Felices compras y compártelo si te ha gustado!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

12 Comentarios

  • Publicado hace 13 Septiembre, 2016

    Mamá arcoíris

    Mi hermana le compró a mi hija una camiseta de superheroes (amarilla con un superman infantil dibujado) y unos pantalones de florecitas. Al ir a pagar, la cajera le recordó muy amablemente que la camiseta era de niño. Mi hermana se quedó con la boca abierta y solo pudo decir un: ya lo se.
    Nosotros siempre acabamos comprando en la sección de niño de muchas tiendas ya que, en muchas, la sección de niñas suele ser rosa y con muchos adornos tipo lacitos, purpurina,… cosa que no nos va demasiado la verdad. Si a ella le gusta cuando crezca (tiene un año) no nos quedará más remedio que ceder pero mientras…

    • Publicado hace 13 Septiembre, 2016

      Alba Alonso

      De eso se trata #soyquiendecide, de respetar sus gustos pero invitarles también a probar, y mostrarles nuevos mundos. Si los mundos que te ofrecen son rosa palo, rosa chicle y rosa fucsia, no te extrañe que tu color favorito sea el rosa. Ah ¿pero había otros colores?
      Si teniendo el mundo en tus manos eliges ese,¡fantástico!, el problema es que las opciones siguen estando muy marcadas por el género,y no es justo.

      Gracias por pasarte Mamá arcoiris!

  • Publicado hace 14 Septiembre, 2016

    Eugenia

    Reconozco q desde que nacio mi hija siempre he comprado la ropa a mi gusto, intentando no encasillarla por ser chica, pero con 3 años ahora es ella la q me pide el color rosa, las lentejuelas, y las hadas, mariposas, etc. le gusta a ella como algo innato y quien soy yo para decirle q no si tampoco es nada malo. Lo elige ella. Tambien le gustan las hormigoneras, los camiones, los dibujos de coches y un sinfin de cosas mas que se asocian con niños pero q me parece una tonteria y yo la dejo q juege e invente sus historias a la hora de jugar. Le gusta el futbol y el baloncesto y un monton de cosas mas.

  • Publicado hace 16 Septiembre, 2016

    Alba BARRAL FERNÁNDEZ

    Buenas tardes!
    No puedo estar más de acuerdo con este post, todo lo que he leido me ha parecido adecuado y con un pensamiento muy libre.
    Soy futura profesora de infantil y considero que obligar a los niños a seguir los estereotipos es algo que hace mala esta sociedad, luego cuando se meten en los colegios con los niños por ir de rosa o con las niñas por ir con chandal de fútbol, llegamos al bulling y nadie entiende porqué, pero en realidad somos nosotros quienes motivamos esto en la sociedad.
    Muchas gracias por abrir los ojos a la gente con lo que escribes!
    Mi ahijada adora las camisetas de niño, odia los vestidos y los lacitos y la mayoría de la gente dice eso de “deberías vestirla de otra forma, parece un niño” pero yo prefiero respectar sus gustos y no obligarla a vestirse de princesita para que sea infeliz.
    Yo siempre odié los vestidos, me los pusieron siempre sin quererlos y finalmente, solo conseguí tenerles más manía!
    Asique muchas gracias por este post y por otros muchos, haciendo ver que dejar a los niños ser libres no es convertirlos en raros.
    Un saludo

    • Publicado hace 16 Septiembre, 2016

      Alba Alonso

      Muchísimas gracias por tus palabras Alba.Y no olvides el poder que tendrás como maestra para acompañar a los peques en sus gustos únicos, sean los que sean, además de poder ofrecerles otros mundos con muchos más colores que los que le presenta la sociedad.

      Gracias por pasarte!

  • Publicado hace 20 Septiembre, 2016

    Mary

    Y cuando tu hijo quiera aprender a elegir si quiere bañarse o no, lavarse lo dientes o no, hacer pipí parado o sentado, también lo vas a dejar a su arbitrio? Lo de los estereotipos en el vestir está muy pasado de moda, hace tiempo que hay colores para elegir sin límites.

    Tu artículo por lo que creo va más por el tema de la ideología de género? o sea que los padres no puedes explicarles a sus hijos el sexo con el que nacieron sino que “ya ellos elegirán” luego? Nos olvidamos entonces de la figura paterna y de la figura materna en la familia? Una madre ya no debe ni puede manifestarse como madre amorosa a su hija y enseñarle a bordar (por poner un ejemplo cursi) porque eso sería crearle también un estereotipo a la niña? y un padre no puede demostrar a su hijo “sus artes de superhéroe” y jugar con su hijo con tranquilidad porque eso sería entonces marcarle un estereotipo machista? Pobre de los niños educados por padres con mentalidades así. Una cosa es la libertad y otra el libertinaje.

    o sea que hoy en día cada uno puede “inventarse” quién es? a eso te refieres? Te has puesto a pensar en las consecuencias que tiene la negación de tu propia naturaleza? Emocionalmente hablando? Psicológicamente hablando? Yo no quiero formar parte de tu mundo “inventado” en el que no se debe (cuidado!) diferenciar al hombre de la mujer. Crees que es justo que un hombre se enamore de una mujer y que descubra que es también hombre? Y encima, en ese caso, sería ese hombre considerado un homofóbico? Lo siento, pero tu teoría de “inventarse” su propia naturaleza no tiene ni pies ni cabeza. A los hijos hay que formarlos y educarlos. Sin forzar, pero sí orientando. Esa es la labor de los padres. Educar, formar, orientar y todo bajo el estandarte del cariño, el amor y el respeto.

    • Publicado hace 21 Septiembre, 2016

      Alba Alonso

      Estimada Mary,

      Creo que has malinterpretado totalmente el mensaje de nuestro post y nuestro blog en general. Defendemos el respeto a que los niños y las niñas elijan entre variadas opciones de colores, juguetes, ropa, accesorios, etc. Y créeme, cada vez son más las marcas que solo venden rosa y azul, para nada está pasado de moda sino todo lo contrario, aunque es cierto que ya hay marcas rompedoras que no siguen estas líneas (como ya hemos comentado en el post).

      En ningún caso nos referimos a la identidad de género, no estamos hablando de la infancia transgénero en absoluto en este post. No hace falta ser transgénero, ni gay, ni raro, para que seas niña y te gusten los dinosaurios. Tampoco hace falta serlo para que seas niño y te guste Frozen o el ballet. Es únicamente cuestión de gustos, no de identidades de género ni de sexualidades.

      Por supuesto que a una niña puede encantarle bordar y querer ser ama de casa en un futuro. Es una opción tan respetable como querer ser presidenta de una gran compañía, siempre que esa opción haya sido únicamente suya, y no dirigida por la sociedad debido a su condición de mujer.

      No tenemos que inventar nuevos niños o niñas. Solo hay que respetar sus personalidades, acompañándolos en lo que consideramos mejor para ellos. Y los estereotipos lo único que consiguen es limitar sus mundos, e impedirles disfrutar de muchas opciones igual de fantásticas.

      Entiendo por tus palabras que no tienes clara la diferencia entre identidad de género, sexualidad, expresión de género y sexo biológico. Por ello te invito a documentarte con una sencilla imagen a través de este enlace:The genderbread person

      Un saludo

  • Publicado hace 22 Septiembre, 2016

    Mary

    Querida bloguer, estoy de acuerdo en que un niño puede ser feliz con el ballet y una niña querer ser CEO de una gran empresa. En eso estamos de acuerdo. Entiendo perfectamente y conozco la ideología de género y sus vertientes; pero tengo meridianamente claro que un chico no puede ser chica y una chica no puede ser chico. En eso creo que no estamos de acuerdo ya que parece ser (por tus publicaciones y descripción de tu blog) tu entiendes que debes dejar al arbitrio de los niños decidir si son de género diferente al sexo con el que nacieron. Lo siento, pero sexo y género son lo mismo; otra cosa es que los seguidores de la ideología de género hayan querido separarlos y crear géneros variopintos y que todo valga: bisexulaes, lesbianas, homosexuales, transexuales, pansexuales, demisexuales, lithsexuales, antrosexuales, autosexuales, asexuales, polixuales, por darte algún ejemplo. Y estos no son vertientes de género científicas sino sólo impuestas por la sociedad. Te parece normal? Creo que los padres sí debemos guiar a nuestros hijos en cuanto a sexualidad se refiere de la misma manera en que les orientamos hacia valores como la honestidad, transparencia, generosidad, fortaleza, etc. Tal vez deberías plantearte (si acaso estás de acuerdo con la ideología de género como pareciera ser del contenido de tus entradas) éste tema y tal vez replantearte los efectos personales y sociales de ésta vertiente tan de moda. Un saludo.

    • Publicado hace 4 Noviembre, 2018

      Laura

      Ya puedes orientar a tu hijo lo que te de la gana que como sea homosexual, lo será toda su vida. De ti depende que lo acepte con toda la normalidad o que se aparte de ti y busque su felicidad lejos de tu lado, como obviamente haría cualquiera con una madre anclada en las cavernas. Quien ama a sus hijos se traga sus ideas obsoletas porque la identidad y la orientación sexuales nk se eligen. Si no lo entiendes es que quizás no estás preparada para ser madre porque no sabes amar incondicionalmente. Qué pena.

  • Publicado hace 30 Septiembre, 2016

    Vicky

    Mi hija es la reina de los brillos, los tutús, el rosa y Hello Kitty/Frozen. Peeeeeeeeeeeero, lo mismo se planta el vestido de ballet que una camiseta de George Pig (porque a ella le gusta George, y no Peppa!).
    Hemos aprendido a dejarle elegir, a sus dos añitos tiene las ideas claras. Cuando compramos ropa hacemos lo que comentas, pasamos por ambas secciones y elegimos lo que más nos gusta de cada una.
    Hace un par de semanas mi hermano estuvo de vacaciones y le trajo de regalo dos camisetas: una de los minnion disfrazados de superhéroes y otra de George disfrazado de pirata. Decir que me sentí orgullosa de él es poco!!
    Aunque he de reconocer que en el caso de las niñas es más “fácil”, no me lo pienso dos veces si mi hija quiere ponerse una camiseta de la sección de niño. Pero siendo sincera, de tener un hijo no sé si me resultaría tan sencillo ponerle un tutú. Sé que es absurdo, y odio sentirme así. Supongo que son los prejuicios que tengo arraigados, y espero como tú que en el futuro los desmontemos.
    Un abrazo enorme, me encantan tus artículos!

    • Publicado hace 30 Septiembre, 2016

      Alba Alonso

      Te entiendo perfectamente Vicky. Yo misma me replanteo detalles cada vez que compro la ropa para mis peques, y como bien dices tú, en especial para él. Tampoco tenemos que ir a contracorriente por nuestras creencias, ya que podemos provocar un efecto que no sería nada deseable. Otra cosa es que nuestro hijo nos pida ese tutú, ese vestido o ese juguete. En ese caso yo sí que no lo dudaría, y creo que tú tampoco, porque estaríamos respetando sus gustos y supersonalidad única. También podemos ofrecer determinado juguete o atuendo, o comentarle que si le gusta también puede ser para él, pero nunca obligarle a ello.
      En absoluto te sientas mal por ello, lo estás haciendo genial. Reflexionar y replantearnos cosas es super interesante porque nos ayuda a entender hasta que punto algo puede ser una construcción social y no algo innato, y tú lo bordas, lo tengo muy claro.
      Gracias por pasarte y otro abrazo gigante para ti!

  • Trackback: #soyquiendecide: la ropa infantil no tiene género – Madresfera

Comenta

Publicaciones relacionadas