Vas a la “baby shower” o fiesta de nacimiento que ha organizado  tu amiga, y has comprado un par de bodies preciosos color rosa porque sabes que el bebé que va a nacer es una niña. Se los regalas porque te han parecido monos, pero en ningún momento te has parado a pensar qué decía aquel mensaje en el centro de la prenda, hasta que la recién estrenada (y feminista) mamá te lo hace saber…

—”¿Guapa como mamá?” ¿Ya le quieres transmitir esos mensajes desde su cuna?

gif, mujer, giphy, enfadada, estereotipos, madre

—¡Venga ya! ¡Pero si es solo un mensaje! Y además es un bebé, ni siquiera sabe leer… ¿no?

Claro que no… pero su hermana mayor sí, y su vecino también, y sus padres, y su familia… Y el bebé crecerá, y seguirá recibiendo simpáticas camisetas, mochilas, lapiceros, etc con estos mensajes sexistas “tan monos”.

Esto no es un caso aislado, pues podemos encontrar miles de prendas donde a las niñas desde bebés se las califica de guapas, sumisas, princesas, dulces, locas por las compras y la belleza, pésimas en matemáticas o ciencias,  y todo tipo de estereotipos de género que os podáis imaginar. Por si lo dudabais, aquí os muestro algunas pruebas.


camisetas, rosa, niñas, sexismo,estereotipos

El gusto por el color rosa no forma parte del adn de tu hija (Tuitéala)

camisetas, niñas, chicas, ropa, estereotipos, género, sexismo, belleza

 

Pero no os creais que los niños quedan fuera de este mundo sexista, en absoluto. Como os dejamos bien claro en el anterior post (pincha aquí si no lo has leído) el sexismo nos afecta a todas las personas, independientemente del sexo, y no es positivo para ninguna. Así que los chicos tampoco se salvan, porque ellos han de ser fuertes, machos, valientes, deportistas, triunfadores, casi ná… Menuda presión que le estamos metiendo a nuestros hijos desde que nacen… Y ¿por qué no invitarlos de paso a ser machistas, menospreciar a las mujeres e ir desde pequeños interiorizando estos “valores”? Fijaos en el mensaje que está escrito en  los siguientes bodies: “Encierra a tus hijas”, “Escógeme, voy a por las maduritas”.

bodies, bebés, niños, estereotipos, machismo, sexismo

 

 

Así que, aquí os dejo…

Los 3 pasos para no transmitir estereotipos con la ropa:

1. Mensajes en las prendas

Si no entiendes lo que pone tienes 3 simples opciones: no comprarla, preguntar, usar google. Pero no adquieras ni regales nada con un mensaje que no sepas que significa.

¿Te pondrías una camiseta que dijese “ser mona es lo más importante”?Pues no se la compres a tu niña (Tuitéala)

2. Colores de las prendas

No sumerjas a la infancia en un único mundo solo rosa, o solo azul. Hay colores preciosos, cambia el chip y pregúntate por qué a las niñas les gusta más el rosa (NO ES GENÉTICO, NO) y a los niños no. Quizás también tengas algo que ver en ello… (además de la publicidad, la tele, los libros, etc).

3. Motivos en la ropa

En este post (pincha aquí)  ya poníamos de manifiesto que el mundo no está dividido en estampados o dibujos femeninos, y otros masculinos. ¿Por qué no se puede poner tu hija la camiseta del tiburón?¿Por qué le compras la del osito?¿Y por qué no le pones a tu hijo los pantalones de flores?¿Pero sí la sudadera de dinosaurios? Piénsalo bien, no tiene sentido alguno. Sin embargo, todo lo que está relacionado con actividad  como los deportes, juegos, o el razonamiento como las ciencias y las matemáticas aparecen en la sección de “niños”. Y todo lo asociado con belleza, ropa, leer, dulzura y pasividad, aparece en la sección de “niñas”, y es de color rosa, ¡cómo no!

Hablando de simbología de colores, afortunadamente no todo es tan negro como parece. Desde el año 2014 la plataforma letclothesbeclothes  se ha encargado de denunciar constantemente el sexismo, y la clasificación por sexo y género que domina la ropa infantil, y que no tiene sentido alguno (no hablamos de sujetadores y calzoncillos…).
camisetas, niños, estereotipos, dinosaurioscamisetas, vestidos, niñas, esteretoipos, género, sexismo
Desde letclothesbeclothes ya han conseguido que algunas marcas dejen de enviar mensajes sexistas a través de sus prendas, y que varios grandes almacenes dejen de etiquetar “para niños” o “para niñas” determinadas prendas que podrían ser usadas por ambos sexos sin problema alguno. ¡Mi enhorabuena para ese gran equipo!

A la par de este movimiento han surgido muchas marcas que promueven ropa de género neutro (suena irrisorio pero es verosímil), es decir, que no va dirigida a niños o niñas, sino que es para todos y todas.  La última iniciativa que se ha llevado a cabo en torno a este tipo de  marcas es el de la comunidad #clotheswithoutlimits, es decir, ropa sin límites. A través de su web Clotheswithoutlimits nos ofrecen prendas diferentes, frescas, y actuales, en las que las niñas pueden llevar vestidos de coches, camisetas sobre experimentos científicos o trenes, y los niños sudaderas de  mariposas, camisetas con ositos o pantalones rosas. ¿Quién me dice ahora que la ropa tiene género?


vestidos, SEWING circus, coches, trenes, dinosaurios, sin estereotipso camisetas, niñas, neutras, dinosaurios, sin estereotipos, coches, astronautas

 

Creo que con esto ya tenemos pruebas suficientes para ser más cautelosos a  la hora de comprar ropa a los peques ¿no es cierto?Así que la próxima vez que te toque ir de compras…Acuérdate de Realkiddys!

Porque la ropa infantil no entiende de sexos (Tuitéala)

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

9 Comentarios

  • Publicado hace 11 Septiembre, 2015

    Walewska

    La verdad es que los mensajes apestan. Son un poco lo peor.
    Lo rosa yo sí que creo que tiene un punto entre genético y social. No sabría decirte. A mí no me gusta especialmente. Siempre ha sido mi color favorito el rojo y si bien con los años me he aficionado algo más al fucsia y al morado nunca le he pillado el punto a los colores pastel. El rosa bebé (igual que el azul bebé) no me gustan.
    Pero yo sí que creo que las niñas (sólo tengo hijas) tienen que vestirse como quieran, y como quieran incluye como no me gusta a mí, siempre y cuando no hagan daño a nadie ni sean agresivas. No hablo de mensajes tipo soy tonta y cosas así, que eso es un NO WAY sí o sí. Pero sostengo que las niñas, al menos las de mi alrededor, pasan una época rosa y purpurinosa que es un horror. Yo opté por aguantarme. Creo que cuanto más les dices que eso no, más quieren, así que hice de tripas corazón y me aguanté. Al final se les pasa, y yo creo que se pasa antes cuanta menos importancia le das. La mayor tiene 9 y hace ya un par de años al menos que pasa de todas esas cosas ¡gracias a dios! y ha vuelto a los colorines.
    Por otro lado sí que me fastidia que se criminalice al rosa así como concepto. No es mi color favorito ni jamás vestiría a las niñas exclusivamente de ese color (y mientras dependa de mí, jamás predominará en su vestuario, de hecho abres el armario y es muy testimonial). Pero si defendemos los colores, el rosa es uno más. Y eso sí que lo defiendo.

    • Publicado hace 11 Septiembre, 2015

      Alba Alonso

      Claro que sí Walewska!El rosa y el azul están muy marcados,pero el desmarcarlos implica optar a ellos también. En la paleta de colores de mi web están incluidos ambos, porque Realkiddys se basa en ofrecer no limitar, y si no permites el color rosa a quien le gusta le estás limitando ¿no es cierto?
      En cuanto a la fase “rosa” de la que hablas, yo todavía no la he vivido, pero con toda esta publicidad y marketing acabará cayendo muy probablemente. No creo que vaya a ir contra ella, pero sí trataré de dar más opciones para que la peque vea que hay mundo más allá. E intentaré ofrecer modelos de princesas adecuados, no sé si me sigues…
      El próximo martes celebramos el cuarto cumpleaños de mi hijo, y él eligió “cars” de temática . Mi marido me miró como diciendo,¿no vas a decir que escoja algo más “genderneutral”? NO! si a él le ha gustado eso es perfecto, pero si quisiera una fiesta de Frozen, o Hello Kitty, me parecería igual de bien!
      Gracias por comentar Sara!

  • Trackback: Mis blogs favoritos de maternidad: 7-13 septiembre 2015

  • Publicado hace 19 Septiembre, 2015

    Maria

    Yo lo sufro mucho con la ropa. Tengo un niño pequeñinto, cada vez que voy a compara ropa… me muero. Es todo aburrido, soso, azul, azul, azul, azul ahhh igual hay algo de rojo y un poco de gris. Estampados algunos, pero discretos, colorines… bueno, casi nada. Lo bueno es que como me gustas las cosas coloridas y divertidas de niños casi todas llegan a rebajas, jajajajjaja.
    Como no van a ser sosos los hombres vistiendo si desde pequeños solo tienen un color en el armario!!!

    • Publicado hace 21 Septiembre, 2015

      Alba Alonso

      Tendremos que volver a los 70! Ahí sí que había colores en la ropa de los peques María!Gracias por comentar! 😉

  • Publicado hace 23 Septiembre, 2015

    Vicky

    Es la primera entrada que leo en tu blog y me ha encantado. Tengo una hija de 16 meses y desde bien pequeñita la he vestido con flores y lunares, pero también con leones y dinosaurios. Me encanta Hello Kitty y veo que sin querer se lo estoy inculcando porque eligió una mochila de la gatita para el cole, pero también le gustan (como a mí) Mario Bros y Doraemon. Por no hablar de los pijamas, la mayoría son heredados de un amigo y son todos azules y verdes, muy “de chico”. Veo absurdo gastarme dinero en pijamas “de niña” cuando éstos están nuevos y van a hacer la misma función.

    Creo que en la variedad está el gusto, y la ropa es una forma de expresión, pero a esta edad me preocupa más que esté cómoda que “mona”, aunque tengo familiares que no entienden este concepto… ¿que le pongo un gancho y se lo deja puesto? Fenomenal. ¿Que se lo quita? pues fuera gancho!! No deja de ser un complemento que he elegido yo, creo que es una batalla que no merece la pena luchar. Dejándola elegir le estoy apoyando.
    Si a esto le sumas que llevamos un carro de color neutro (gris) y que no lleva pendientes (se los puse pero tuvo un “accidente” con el parque hace meses y decidí quitárselos) no son pocas las veces que la gente la ha confundido con un niño… pero en el fondo no me importa, mis padres siempre me han dejado elegir mi vestuario y he pasado por todo tipo de etapas, lo que lejos de crearme un trauma me ayudó a expresarme y afianzar mi personalidad al sentirme apoyada por ellos. Por supuesto que no le pondré jamás una camiseta con un mensaje como los de tu ejemplo, pero fuera de eso se vestirá de mil maneras: hoy con vestido rosa, mañana con pantalón de dinosaurios….

    • Publicado hace 23 Septiembre, 2015

      Alba Alonso

      ¡Qué bonito lo que has dicho!Yo también prefiero la comodidad a lo “muy mono-poco cómodo”. Cuando las niñas están gateando por ejemplo, los vestidos son incomodísimos, se les enganchan en las rodillas continuamente e impiden que quieran seguir intentándolo. Si es que al final, todo es sentido común, el problema es la falta de este en muchas marcas que emiten ciertos mensajitos, o en otras que se empeñan en dividir el mundo solamente en dos colores! ¡Gracias por leer y comentar Vicky!

  • Publicado hace 24 Septiembre, 2015

    Natalia

    Me ha gustado mucho este post. Yo creo que a mis hijos les doy libertad en sus opciones, jamás les digo esto es de chicas o de chicos. A mi hijo le encanta el rosa y a mi hija también y su juego preferido es el cole, donde los dos desempeñan el rol de maestro o el de papás y mamás y los dos cambian pañales o hacen la comida. Hasta aquí todo perfecto y madre orgullosa. Pero el otrodía me pasó una cosa que me descolocó bastante. Le puse a mi hijo un polo rosa “DE CHICO” pero rosa. Él se lo puso sin problema y no dijo nada hasta que llegó la hora de salir de casa y se enteró de que íbamos a ver a algunos amigos, entonces me pidió que se lo cambiara. Yo le pregunté porqué y le dije que era una tontería cambiarlo sólo por el color, si era un color precioso que a él le gustaba mucho y le sentaba muy bien. Se puso a llorar, no me decía nada más que se lo quería cambiar. Al final lo hice, diciéndole que a pesar de que me parecía un poco mal, lo más importante era que él fuera feliz y se sintiera bien… Es muy muy difícil a veces.

    • Publicado hace 24 Septiembre, 2015

      Alba Alonso

      Te entiendo perfectamente!Mi hijo de 4 años (con todo lo concienciada que está la familia),me dijo hace un par de días que no le comprase unos muñecos que salían en la tele, porque eran de niñas… Por dentro se me pusieron los pelos de punta, pero lo que hice fue pararme un poco a dialogar con él, explicándole que eso de dividir juguetes entre “de niños” y “de niñas” era muy aburrido. Y cuando le dije que entonces su hermanita no podría jugar con sus juguetes, le pareció tan mal que lo entendió al momento. Eso no quiere decir que mañana no llegue con un mensaje parecido del cole o del parque, pero tenemos que seguir ahí Natalia, aunque no lo parezca sí es importante nuestra labor. Enhorabuena a ti por ello! Y gracias por leer y comentar!

Comenta

Publicaciones relacionadas