Comenzando el año y Mattel publicaba en youtube un nuevo vídeo de su campaña #túpuedesserloquequieras dirigida a lavar la conocida imagen de la muñeca Barbie como frívola y vacía. De esta manera además Mattel se garantizaba llegar a todas esas niñas, madres y padres, cuyos gustos no coincidían con los de “la Barbie de siempre”.

Para ello no solo crearon nuevas Barbies, con diferentes estilos, razas e incluso medidas, con el objetivo de que todas las niñas pudieran sentirse identificadas o cercanas a alguna Barbie. Sino que también proporcionaron a Barbie muchas más aspiraciones personales y profesionales donde además de #shopaholic cabían opciones como:  piloto, científica, doctora, artista, etc. Aunque os recuerdo que muy poco nos gustó la Barbie ingeniera.

puedesserloquetúquieras, Barbie, papás que juegan con Barbie

En este nuevo vídeo nos hablan de los papás de todas esas niñas. El hashtag utilizado en esta ocasión es el siguiente #papisBarbie o en inglés #DadswhoplaywithBarbie. Mattel quiere que los papás también pasen tiempo con sus hijas y sus muñecas Barbie.  Y esto nos parece genial salvo un pequeño error que se repite una y otra vez…¿dónde están los niños jugando con las muñecas?

Los niños no pueden jugar con Barbie

Barbie sigue ignorando a los niños en sus anuncios. ¿Quiere convencer a los padres que jueguen pero solo con sus hijas? ¿Por qué no hay padres jugando con sus hijos y sus Barbies? ¿Por qué Mattel sigue ignorando a los niños? Sería incluso más rompedor, inclusivo y actual que apareciese algún padre con su niño.

El juego simbólico es fundamental en el desarrollo de los niños. En este tipo de juego ellos pueden ser quienes quieran ser, al igual que cuando se disfrazan. Es decir, un niño puede jugar a ser Ken, Barbie o el perro de Barbie. El niño pone las normas y su sexo o género no es una de ellas.

Por eso aplaudimos el siguiente anuncio pero también denunciamos la ausencia de niños varones en el mismo. Y aunque somos conscientes de que hubo un acercamiento con el anuncio de Moschino, creemos que los niños están muy lejos de ser incluidos en el mundo de Barbie.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Comenta

Publicaciones relacionadas