La época de los millenials (esos jóvenes tan digitales, tan colaborativos, tan emprendedores, tan creativos y tan millenials…) es también la época del reggaeton. Una música cuyo origen está en Sudamérica y  que ahora irrumpe en nuestras vidas a través de la radio, la televisión y la publicidad una y otra vez tal cual un bucle sin fin.

El reggaeton es ante todo una historia “de amor”. Bueno, de amor y desamor, pero siempre con sexo calentito. Hasta ahí todo bien ¿no? Pues no. El reggaeton canta sobre cuerpos calientes que se juntan únicamente porque ella cede y él ordena. Sus letras nos hablan en realidad de una sumisión aprendida. Nos venden un tipo de amor tóxico que nunca suele tener buen final. Un amor donde él solo busca una belleza efímera para satisfacer sus necesidades y ella un amor que la quiera, la cuide y la mantenga gracias a su físico y dulzura.

san valentín, reggaeton, estereotipos, amor, saint valentine

San Valentín y el amor tóxico del reggaeton

Cada 14 de febrero celebramos el “Día de los Enamorados”. Una fecha que se ha vuelto más comercial que otra cosa y que poco habla de amor y mucho de consumismo. El amor verdadero no se basa en regalos caros e imposibles, sino en presentes que van más allá de lo tangible. Hoy en día nos cuesta menos regalar un par de pantalones que planear una cita romántica. Así que llega el 14 de febrero y compramos el par de pantalones a toda prisa y sin pensarlo demasiado. “Total, lleva ticket, si no le gusta que lo cambie.”

love, amor, san valentín, saint valentine

San Valentín ya no es el que era. Ahora también baila reggaeton. La palabra amor sigue haciendo girar el mundo tal como lo hacía en el principio de los tiempos, pero según la época el amor se entiende de diferentes maneras. Solo hay que ver un vídeo de este tipo de música para acercarse a la manera de entender el amor de nuestra época. Sexo que vende amor, pero no es más que sexo.

San Valentín es ahora un hombre cachas (o no) que en absoluto tiene que resultar atractivo, este no es su papel. En realidad más que un santo, Valentín aparece en cada vídeo representado como un Dios. Solo le falta la aureola brillando tras su cabeza. Sus concubinas lo adoran a lo largo de todo el vídeo mientras le muestran sus presentes (tetas y culo) a este Dios que domina el mundo, el amor y todo lo que quiere porque cree que le corresponde.

pitbull

Quizás San Valentín haya sido siempre así

En realidad, quizás San Valentín haya sido siempre así. Antes se escondía detrás de un traje caro y una mujer bonita cuando salía de casa. Pero las letras de sus canciones eran las mismas al cruzar la puerta hacia adentro. Tal vez, simplemente se haya quitado la máscara para que veamos por fin como es. Lo triste es que en vez de caernos la cara de vergüenza, en vez de apagar la televisión cada vez que sale un vídeo tan vomitivo (la creatividad en estos casos brilla por su ausencia), nos sumamos a la melodía.

Y no solo nos unimos bailando, sino repitiendo esas letras vacías de amor y significado pero muy llenas de violencia de género. No existe una palabra más bella en el mundo que la palabra A-M-O-R. Y el amor nunca es egoísta. El amor del reggaeton sí lo es porque es básicamente undireccional, del que canta, compone y vive sus letras hacia sí mismo.

love-with-symbols

En Realkiddys estamos muy enamoradas de la vida, muy enamoradas de la infancia y muy enamoradas del AMOR. Y por eso os deseamos una vida plena. Llena de amor vivo, amor dulce, amor caliente y con mucho sexo si eso os hace felices también… Pero amor en muchas direcciones, y nunca en una sola como nos vende el reggaeton.

 

Facebooktwitterlinkedin

Comenta

Publicaciones relacionadas