Soy mujer. A veces muy femenina, a veces poco femenina,  a veces algo masculina, pero en ninguna de estas ocasiones me siento más o menos mujer. En esta sociedad donde las ataduras mujeres-femenino y hombres-masculino son tan difíciles de romper, creemos que sesiones como la del fotógrafo Chris Crisman son más que bienvenidas.

La visibilidad femenina en mundos masculinos es más que necesaria, al igual que la visibilidad masculina en mundos femeninos.

Chris Crisman es un fotógrafo californiano que sintió que tenía que decirles a sus hijos que podían llegar a ser quienes quisieran ser, independientemente del sexo biológico con el que hubiesen nacido. Para ello, llevó a cabo esta fantástica sesión de fotos donde podremos observar cómo ser mujer tiene muchas maneras diferentes de aparecer representada. Os gustará tanto como a nosotras, ;).

Una vez más nos queremos recordar que ni lo femenino es solo de mujeres, ni lo masculino pertenece únicamente a los hombres. Solo cuando entendamos esto como una construcción social y no como algo innato podremos seguir avanzando.

Dentro del trabajo de Crisman encontramos además de la magnífica sesión fotográfica realizada a estas fantásticas mujeres, un vídeo sobre una de ellas en particular. Una mujer muy joven que desde niña tenía claro a lo que quería dedicarse, y no era muy femenino que digamos, ;). Le hemos puesto subtítulos para que no os perdáis nada. Os encantará!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Comenta

Publicaciones relacionadas