Mi hijo solo tiene tres años. Mi hija uno. Mi perra va por los ocho. Mi marido unos cuantos más y yo acabo de cumplir la tan celebrada década (adivina tú cual).

Ahora que ya conoces a toda la familia, tendrás claro que el hombre de la casa es mi marido, que la mujer de la casa soy yo, que los niños de la casa son mi hijo y mi hija, y que la perra de la casa es Vilma. Y por último que la susodicha casa, como la mayoría, es de todos y de nadie, gracias a la tan preciada hipoteca,

Hasta aquí todo clarito, pero ¿cuál es la diferencia exactamente entre “el hombre de la casa” y “la mujer de la casa” o más bien “una mujer de su casa”? Procedamos:

1. El hombre de la casa es como en la época de los neardentales el que provee la comida con su trabajo y esfuerzo, el que protege a su tribu, la lidera, la guía, la castiga o la ensalza. Y como no, es adorado, respetado y alabado por el resto de la manada.

movies-005-07152014¡Soy “el hombre de la casa” chicas!

Quizás esta definición os haya parecido algo brusca, absurda, retrógrada o un sinsentido en toda regla, pero tendréis que reconocer que así es como seguimos definiendo a este personaje en la actualidad. Puede que no lo hagamos con esas palabras, pero sí con un significado muy similar.

Da exactamente igual que la mujer sea la principal proveedora con su sueldo o no, que ella sea la que trabaje más que él aunque sea en el hogar y la maternidad, da igual que él esté en el paro y no aporte ni económicamente ni psicológicamente, da igual que sea el trabajador de mes o un gandul declarado. Todo esto da igual porque por el simple hecho de haber nacido biológicamente hombre, ya pasa a convertirse en “el hombre de la casa”.

padrazo, superpadre, padre Ohhhh! Sí que eres “el hombre de la casa” sí, queda demostrado!

Y lo que es aún peor, si este líder ficticio llegase en algún momento a abandonar el poblado, su hijo varón de siete, cuatro o tres años (como el mío) pasarían directamente a ocupar dicho puesto con las responsabilidades y privilegios que ello conlleva.

Ahora que papi no está, tú eres el hombre de la casa, así que a cuidar de tu mamá ¿eh?

Pero, no os muráis de envidia mis queridas lectoras, porque a vosotras también se os ha adjudicado un fantástico personaje; “mujeres de vuestra casa”.

2. Una mujer de su casa es una mujer a la que le encanta pasarse horas limpiando, barriendo y fregando. Una mujer de su casa no solo sabe cocinar sino que hace repostería continuamente, antes magdalenas y ahora cupcakes. Una mujer de su casa plancha divinamente y en cuanto el hombre de la casa vuelve de sus “arduas tareas” ella le espera con una sonrisa y una pasión desbordante por calmar sus penas en la alcoba.

Habéis de saber que cuando me conoció mi marido yo ya era una “mujer de mi casa”, y lo era, no porque me dedicase todo el día a fregar, limpiar, hacer la compra, poner la lavadora, pasar la aspiradora y ordenar los armarios…

NO! Yo ya era una mujer de mi casa porque mi casa la había comprado YO, era MÍA, y lo había hecho con mi dinero, obtenido con mi esfuerzo únicamente, trabajando desde las ocho de la mañana hasta las once de la noche, no teniendo prácticamente vacaciones e intentando gastar lo mínimo. Y de la misma manera,por cierto, finalicé de pagar la hipoteca.

giphy-4Mi casa… Phone home…

Por eso yo SÍ SOY UNA MUJER DE MI CASA, y orgullosa que estoy, además de ser en la actualidad LA MUJER DE LA CASA que camina al lado y no detrás de EL HOMBRE DE LA CASA.

¿Y tú? ¿Tienes el puesto que quieres y te mereces en tu casa?

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

6 Comentarios

  • Publicado hace 30 Junio, 2015

    Paula ferreira

    En los tiempos que corren este estereotipo ha perdido una gran fuerza ! Y me alegro de ello sino seria una señora con unos rulos en la cabeza pegada a una fregona ! Creo k las circunstancias de la pareja hacen que ocupes determinado puesto en tu casa! Dichas circunstancias son el tiempo que trabajas fuera de casa! Eso implica que la otra persona tiene que deficar mas tiempo a las tareas del hogar o a la maternidad/ paternidad! Y claro sumas todo y el tiempo que te queda libre es 0 patatero!!!
    No ocupo el lugar que quiero pero tampoco lo ocuparia si estuviese todo el dia fuera de casa!!!
    Es complejo … Todo son circunstancias ajenas a la voluntad!!! Cuando un pekeño ocupa llega a tu vida todo cambia….. Incluso el hombre de la casa vs la mujer de la casa!
    Mi marido tb se pone rulos y vive pegado a una fregona!!!!

    • Publicado hace 30 Junio, 2015

      Alba Alonso

      Está claro que hay un puesto en nuestra casa antes y después de la maternidad y paternidad. Lo importante es que todos los miembros se amolden al cambio, dentro de las circunstancias de cada uno claro, y no solo la madre. Si tu marido trabaja 18 horas fuera de casa y tú 8, claramente te tocará a ti hacer más tareas en el hogar. Pero el fin de semana si estamos libres los dos, las cosas no deberían ser igual. A veces es una lucha constante pero no debemos tirar la toalla. Hay que adaptarse a la vida de cada uno:tipo de trabajo, número de hijos, ayuda exterior (para limpieza o cuidado niños) o no… Pero eso, lo deben marcar las circunstancias personales,que son diferentes en cada familia, y no unos roles arcaicos.
      Un abrazo y mucho ánimo Paula!

  • Publicado hace 17 Julio, 2015

    Samuel

    Pues yo soy hombre, marido, padre y amo de casa.No se que es eso de ser el hombre de la casa.

  • Publicado hace 20 Agosto, 2018

    Maria

    Me parece una reseña muy machista como si una mujer tuviese que saber planchar , cocinar y gustar a su marido , mientas que el hombre siempre se tiene que llevar el mérito por llevar la comida y el dinero a casa muy machista muchoooo!!!!?

    • Publicado hace 20 Agosto, 2018

      Alba Alonso Feijoo

      Hola María!

      Está claro que no te has dado cuenta de que el post está redactado en el tono más irónico posible. Échale un ojo al final y te darás cuenta. Realkiddys es precisamente un espacio contra los estereotipos y el machismo, con lo cual este no tiene cabida en ningún sitio. Un saludo!

Comenta

Publicaciones relacionadas