Haz click en la imagen para acceder al artículo.

juguetes_PLYIMA20160105_0007_4

Un problema como el de los estereotipos de género en los juguetes, que a muchas personas les parece totalmente superado, sigue estando muy latente,y si no hacemos algo al respecto acabaremos sufriendo las consecuencias en las futuras generaciones, . La lectura del artículo aquí señalado ya proporciona de por sí bastante información, pero siempre podemos encontrar más y más ejemplos y detalles que no dejarán de sorprendernos.

Sin ir más lejos, hace un par de días me topé con un post que la bióloga y doula Yaiza Leal publicaba en su blog Wikimama el año pasado por estas mismas fechas, haciendo mención a uno de los regalos que ella misma había adquirido sin ser consciente del horror que se le venía encima. Nos hablaba concretamente sobre un juego de médicos y operaciones donde ellos operaban, como cualquier doctor, los diferentes órganos del cuerpo humano, pero en el caso de la versión de “chicas” lo que se trataba en la operación, no eran los órganos, sino diamantes, joyas o perfumes. Aquí tenéis la prueba.

 

doctora1-2

El gran peligro de estas barbaridades, que la mayoría de la gente parece no percibir, no afecta solo a las niñas, que se verán inmersas en el mundo rosa de la dulzura, pasividad y belleza. Los niños también creerán que ellas deben ser así, y encontrarse en un futuro con alguna chica o mujer que no cumple las características esperadas les confundirá. Si además de confundirles , la sociedad les ha enseñado, a través de diversos mundos como el de los juguetes, que no han de ser cariñosos, comprensivos y amables, sino insensibles, líderes y violentos, el resto ya os lo podéis imaginar.

Podemos hacer muchas cosas, pero mirar hacia otro lado no es una de ellas.  Si comenzamos por la infancia tendremos un mejor futuro para todas y para todos, más libre, más tolerante, más justo y sobre todo, igualdad de género. Reflexiona sobre los pequeños detalles y luego actúa, comenzando por tu entorno más cercano estarás ayudando a toda la sociedad.

Respeta sus gustos pero acompáñale en ellos: #soyquiendecide

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Comenta

Publicaciones relacionadas