Hace un par de semanas encontrábame yo en una cafetería, saboreando esa maravillosa pócima marrón que nos ayuda a despertar por las mañanas, cuando he aquí, que la señora de enfrente, en su amena-ruidosa-que-toda-la-cafetería-me-oiga-conversación con los vecinos de la mesa de al lado, formuló las siguientes palabras:Es que a me gustan más los niños que las niñas…

8641269547_d117d3dec4_zPhotograph taken by Katshuito Nojiri(CC BY 2.0)

¿Eh?? ¿Cómo?Aquí fue cuando levanté mi ceja inquisidora (soy transparente, no puedo evitarlo). ¿Pero de qué estamos hablando? ¿De bolsos de mano o de bandolera? ¿De un todoterreno o un mini? ¿De un Iphone o un Samsung? A ver señora, que le quede bien clarito, está usted hablando de SERES HUMANOS. ¿Qué es lo que le gusta exactamente más de los niños que de las niñas? ¿Que son más simpáticos?¿Que son más líderes? ¿Que dan menos preocupaciones al crecer?¿Que no tienes que ponerles lacitos en el pelo? No exactamente en que estaría pensando dicha mujer, pero si era algo de lo anteriormente mencionado, estaba claramente infectada por el virus estereotipitis de generus.

Ya que en ese momento estaba yo saboreando mis minutos preferidos de creatividad (soy definitivamente unamorning person), o bien porque se me enfriaba el café, el caso es que no me atreví a recetarle a la señora lo que se debería tomar contra dicha afección, y he de confesar que ahora me arrepiento por lo contagiosa de la misma, ya que los que somos-padres-primerizos-pero-aún-no-sordos vecinos de la mesa de al lado, comentaron que sin embargo, ellos preferían las niñas. A ver si voy a estar yo equivocada, y lo de la cigüeña también es cierto…

Esto me lleva a deducir que desafortunadamente, al menos en este aspecto, aún seguimos manteniendo creencias del siglo pasado, o del anterior, o pufff¿Cómo es posible que metamos a todos los niños en un mismo saco, y a todas las niñas en otro? Ni todas las niñas son dulces, mimosas y obedientes, ni todos los niños son ruidosos, molestos y valientes. Lo que la señora de la cafetería quería decir, es que le gusta más un tipo de comportamiento que otro, o eso deduzco yo. Tal vez sus sobrinos o nietos sean todos muyriquiños”, y ella crea que tooooodos los niños del mundo son así. O tal vez sus sobrinas o nietas sean unas niñas caprichosas insoportables, que no le dan lugar a duda a la hora de preferir el otro sexo. Pues bien, sepa usted señora, que cada persona es única, individual e irrepetible, ¡incluso los gemelos son diferentes!

14963502715_b8e6bb72cd_zPhotograph taken by Travis Swan (CC BY-SA 2.0)

Yo no soy más sonriente, trabajadora o responsable por ser mujer. Soy así porque esa es mi personalidad (aunque no puedo negar que la sociedad, y mis condiciones personales me habrán influido de manera decisiva, pero no mi sexo).

Desde aquí os pido que no les colguemos continuamente etiquetas a nuestros peques. Unos genitales no definen como va a ser una persona, y nosotros no somos nadie para acordonar la singularidad de una niña o un niño, atendiendo únicamente a unas características físicas o biológicas para que cumpla con unas funciones impuestas por la sociedad. Una sociedad que sin darse cuenta, está echando a perder muchísimo valor humano por culpa de ridículos estereotipos de género.

Siguiendo el hilo de la conversación, y sintiendo como el calor empezaba a hacer mella en mis mejillas, no pude hacer otra cosa que intervenir.Escuche señora, yo tengo un niño y una niña, y no soy más de niños o de niñas. Más bien soy más de ser madre, de criar, y de educar tanto a mi hija como a mi hijo en la libertad, el respeto y el diálogopara que NADIE, NUNCA, les convenza de que no pueden cumplir sus sueños.

¡Ah! (ahora es cuando me estaba yendo, y me doy la vuelta como en las películas, antes mientras mi melena se mueve al compás de mi giro).Y que sepa, que tiene un trozo de cruasán ahí en el diente.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

9 Comentarios

  • Publicado hace 13 Mayoo, 2015

    Diana

    ¡Qué bueno, Alba! No puedo estar más de acuerdo contigo. Comparto <3

    • Publicado hace 13 Mayoo, 2015

      Alba Alonso

      Yo ya sabía que tú estabas más que vacunada Diana!Pero compartirlo nos ayudará a erradicar la enfermedad!Muchas gracias 😉

  • Publicado hace 13 Mayoo, 2015

    Paula (Sin Chupete)

    Te he seguido en twitter, pero acabo de conocer tu blog y me encanta. Estoy muy de acuerdo con esta entrada. Aunque creo que los roles de género dominantes siguen circulando y es importante estar atentos a ellos, a como son (si es que lo son) interiorizados por nuestros pequeños. No debemos negarlos, porque existir existen en este mundo nuestro (más allá de los genitales, en mi opinión tienen una huella sociocultural que es más difícil de soslayar que la huella genética y hormonal). Es importante dejar a los niños libertad para identificarse sexualmente: eso para las mentes reaccionarias puede querer decir dejar que un niño se vista de rosa, pero para las mentes más abiertas puede querer decir dejar que una niña se vista de rosa. No es cuestión de fomentar el rol de princesas en las niñas, por ejemplo, pero sí de respetarlo si es lo que viene, entenderlo y en todo caso tratar de diversificarlo.

    • Publicado hace 14 Mayoo, 2015

      Alba Alonso

      Muy buen comentario Paula. Está claro que lo importante es la diversidad, y las princesas son geniales (para niños y niñas), siempre que no muestren unos roles negativos. Lo ideal sería conseguir entre todos llegar a ese momento en que cualquiera de nuestros hijos, independientemente de su sexo, pudiese elegir lo que le gusta, lo que se le da bien o lo que le hace feliz, sin estar condicionado por el exterior. Mi deseo es que si mi hijo el día de mañana quiere ser amo de casa, surfero, o ingeniero vaya a por ello sin prejuicios; y si mi hija quiere ser ingeniera, presidenta de España o ama de casa, también pueda serlo sin ser juzgada.
      Veo que estamos en el mismo tren, me encanta Paula!

  • Publicado hace 18 Mayoo, 2015

    papaLobo

    A ver, entiendo por lo que has escrito que la aquí sólo ha puesto la mitad de la mitad de la conversación, porque de no ser así creo que me ha metido lo del prejuicio del sexo, y sibilinamente, el machismo con calzador.

    Yo también soy de criar niños y me sentiría igual de feliz habiendo tenido niños q niñas. Peeeero, en el caso de hablar por hablar si q prefiero quedarme con niños a hacerlo con niñas de ciertas edades.
    Y es que hay ciertas etapas en las niñas q no soporto, lo siento, pero es así, no puedo con lo que yo llamo comportamientos de princesa. Y se que es cosa mía, pero me supera.

    Y si, habrá niñas q nada tienen de este tipo de comportamiento, alguna conozco incluso, pero no es así en la gran mayoría.
    Tu dices q el sexo no define el carácter y yo te digo que no es cierto, o al menos, no lo es al 100%. No somos iguales y nunca lo seremos, nuestro desarrollo no es para nada igual.
    Eso no quiere decir q estemos predestinados a una cosa u otra, a ser soldados y princesas, por supuesto q no, pero nuestras hormonas harán q estemos más predispuestos a ciertos tipos de comportamientos en términos generales, luego, la idiosincrasia de cada uno le convertirá en un ser unico y especial.

    Pero vamos, que la última parte no la entiendo. No se que tiene que ver la velocidad con el tocino y por que la señora prefiera los comportamientos de los niños este estereotipando y para ella niñas y niños no puedan ser lo q quieran.

    Creo q estás viendo gigantes donde sólo hay molinos.

    Un saludo

    • Publicado hace 18 Mayoo, 2015

      Alba Alonso

      Hola Papalobo. Antes de nada, muchas gracias por comentar.
      Hay detalles en la educación que les damos y que reciben nuestros hijos e hijas, que pasan totalmente desapercibidos, e incluso aceptados como naturales cuando no lo son, por ello es muy difícil darnos cuenta. Yo no creo que tú y yo seamos iguales, ni quiero que lo seamos. La igualdad que tenemos que buscar es la de los derechos y la de las oportunidades. Pero yo tampoco soy igual a ninguna de mis hermanas por ser mujer; la que estoy pensando en concreto (que no me oiga) es más desordenada, más irresponsable, y más impuntual que yo; aunque también más cariñosa, y menos egoísta: es simplemente ella. Y yo, soy simplemente yo.
      En mi época no había este “mundo de princesas irreales” tan hiperexagerado que existe hoy. Además de madre (de un niño y una niña) soy maestra, y considero que estamos yendo hacia atrás, lo veo todos los días en las aulas (y los maestros también somos culpables de la transmisión de un montón de estereotipos de manera inconsciente; pues no se nos ha formado).Y por ello, probablemente, tú dices que prefieres niños, porque a ellos no se les envían los mensajes tipo:”siempre guapa”,”sonríe”,”ponte mona”…y según van creciendo “adelgaza”,”sigue sonriendo”,”si eres guapa llegarás más lejos”… La culpa no es de los peques, ellos tratan de adaptarse a lo que ven que es considerado como “normal” (los que no lo logran como los niños transgénero sufren depresiones, e incluso llegan al suicidio en la adolescencia). Si las niñas hoy en día no fuesen educadas para ser, como digo yo “ñoñas”, no creo que te gustasen más los niños, te gustaría más Pepito y Juanito, o Manolita, pero por ser ellos, no por ser niños o niñas.
      A la señora de la cafetería le gustan más los niños porque le encantan los que conoce, sean de su familia o su entorno, o porque las niñas con las que trata son de las “repipis” que tú comentas, y no le van tanto. Pero se refiere a personalidades, no a un sexo en concreto.
      Al meterlos a todos en un saco no hacemos más que limitar sus opciones. Y si no piensa en este ejemplo: como ahora está de moda “Masterchef” a los niños les gustan las cocinitas y los utensilios de cocina más que nunca, cuando hace un par de años, me estarías comentando que eso es algo que a los niños no les atrae para nada, igual que las Barbies a tus hijos; ¿no crees?

      Un saludo!

  • Publicado hace 18 Mayoo, 2015

    Gemma/El Sur

    Tu lo has vivido unos minutos en una cafetería…yo lo vivo durante ańos con mi familia que son de nińos y tengo tres nenas.
    No te quiero ni contar lo que es tener a tu bebita recién nacida y que tu madre te traiga la ropita azul por que luego irás por el varoncito, no?.

    • Publicado hace 18 Mayoo, 2015

      Alba Alonso

      ¡Pobre Gemma! Si estás con lo del “varoncito”, tienes que leer mi post de “la parejita”. Te va a encantar seguro; http://ow.ly/N55yB
      Gracias por comentar!

      Un abrazo!

      • Publicado hace 18 Mayoo, 2015

        Gemma/El Sur

        Voy a leerlo!

Comenta

Publicaciones relacionadas