Después de los Ninis, los Millenials, la Generación Y,  la Generación Z y todos esos alcúmenes con los que el mundo ha querido referirse a nosotros, llega la nueva generación: la Generación Sálvame.

Pertenecen a esta generación todos los niños y niñas nacidos a partir del 2010 o incluso un poco antes, más concretamente a partir de agosto del 2009 que fue cuando tuvo lugar la primera emisión de tan popular programa.

Las 10 características de la Generación Sálvame

niño, infancia, televisión, programas adultos, malaeducación, horario infantilNiño de la Generación Sálvame comunicándose.Foto de Janis Petranis

Los nacidos en esta época son fácilmente reconocibles por cumplir con los siguientes rasgos:

  1. Gritan continuamente.
  2. No saben dialogar.
  3. No respetan los turnos en la conversación.
  4. Insultan de manera casi espontánea y continua.
  5. Muestran reiteradas faltas de respeto hacia el prójimo.
  6. No comprenden lo que es una familia estructurada.
  7. Son capaces de cualquier cosa por llamar la atención.
  8. No poseen más valores que los del dinero, la fama, o la belleza física.
  9. Carecen de interés por lo intelectual.
  10. Su mayor deseo en el mundo sería participar en Gran Hermano o ser tronistas de Mujeres Hombres y Viceversa.

 

No me voy a dedicar a criticar a aquellas personas que deciden hacer uso de su tiempo viendo un programa como Sálvame, ya que respeto los gustos de los demás, y si programas así tienen cabida es porque hay una audiencia para ello. Lo que realmente no soporto es la gente que niega verlo cuando sí lo hace, si has decidido que es un buen programa ¿por qué esconder tus gustos?

Pero sí he de censurar la falta de “tacto”(por llamarlo de alguna forma) de esos padres y madres que visionan dichos programas delante de sus hijos e hijas. Da igual que los peques no estén viendo la tele, estén jugando a otra cosa, o sean demasiado pequeños para entender lo que le pasa a Isabel Pantoja. También están “viendo” el programa incluso sin dirigir la mirada hacia el televisor.

Puede que sea en horario infantil, pero tú tienes la última responsabilidad. (Tuitéala)

Aunque a ti no te lo parezca, esa infancia está escuchando muchos mensajes dañinos, está percibiendo gente que chilla para relacionarse, personas que se insultan y se critican por motivos absurdos. De vez en cuando, estos peques pararán su juego para ver qué es lo que está pasando (y probablemente vuelvan en escasos minutos a su anterior actividad por falta de interés), pero inconscientemente están recibiendo una gran cantidad de mensajes sobre actitudes, comportamientos y gestos que estarán moldeando sus futuros “Yos”, y su forma de enfrentarse a la vida.

infancia, niña, televisión, horario infantil, programas adultos, aprendizaje

La Generación Sálvame existe y no ha salido de la nada, ha sido criada por padres y madres que día a día durante más de cinco años han estado cuatro horas diarias con el televisor encendido en ese canal, estuviesen o no viendo el programa. Si has criado parte de esta generación quizás no sea demasiado tarde para cambiar el canal, bloquear determinada cadena, o simplemente apagar la tele y jugar un poco con los tuyos. Y si te gusta el programa, lo cual es muy respetable, siempre puedes grabarlo y verlo en otro momento, ¿no?

¡Hagamos entre todos y todas que la Generación Sálvame se extinga ya!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

6 Comentarios

  • Publicado hace 1 Diciembre, 2015

    Little Nana

    Totalmente de acuerdo!! hace años, por la noche, a veces veía este tipo de programas, no eran tan bestias como ahora, era simplemente hablar de los famosos de turno, tampoco escondía que me gustaba ver programas del “corazón”. Ahora no los soporto pero es que han llegado a unos limites que me niego a que toda esa “información” llene mi cabeza, mi mente y por supuesto la de mis hijos. Jamás he dejado que mis hijos vean en la tele programas de adultos, salvo cuando a veces pongo las noticias a la hora de comer y es algo que poco hago también. Ellos sólo pueden ver dibujos y aún así cuantos menos mejor. Como bien dices, mejor apagar la tele y jugar con ellos y es que en ese tema reconozco que soy bastante radical y así lo he comentado varias veces en mi blog… cuantas menos pantallas mejor, necesitan que sus cabezas estén libres y relajadas para aprender lo que de verdad merece la pena.
    Fantástica reflexión Alba! Bicos.

    • Publicado hace 1 Diciembre, 2015

      Alba Alonso

      Yo no me meto a criticar a los adultos, que son libres de engullir lo que quieran… Pero sé de buena tinta que muchas madres y padres ven esos programas con los enanos al lado. Los peques jugando y la Esteban gritando como una loca… ¡Qué clase de educación les estamos dando!Luego cuando nos griten de adolescentes nos preguntaremos qué hemos hecho mal… Gracias por comentar Little Nana!

  • Publicado hace 1 Diciembre, 2015

    Mamá Oveja

    Antes de que aparecieran estos programas ya dejé de verdad la tv porque no me aportaba nada…lo decidí justamente por los programas del corazón, en el año 2001.
    En el 2015 decido reinstalarme la tv por netflix y los canales de dibujos para mi hijo. Estoy de acuerdo con no meter delante de sus ojos programas sin valores y sin educación don de prime la violencia verbal. Se cosecha lo que se siembra.

    • Publicado hace 1 Diciembre, 2015

      Alba Alonso

      Claro que sí, lo que ocurre es que se cosecha a largo plazo… Primero tendremos niños contestones y movidos pero si seguimos con este tipo de prácticas imagínate qué tipo de adolescentes podemos llegar a crear… Miedo me da…
      Gracias por comentar Mamáoveja!

  • Publicado hace 1 Diciembre, 2015

    Catalina de Mamatambiensabe

    Soy de las qué firmó la petición por terminar con la tele basura! Por fortuna no somos muy televidentes en casa, y lo poco que vemos no tiene nada que ver con esos programas (me producen urticaria y en parte son los responsables de que me haya vuelto una que no ve la tele prácticamente nunca)… Ya veremos los efectos a corto plazo de esa “triste de- generación”

    • Publicado hace 1 Diciembre, 2015

      Alba Alonso

      Yo también veía mucho más la tele antes… Pero hoy en día me siento una completa decepcionada de la televisión en España… Y sí creo que habrá consecuencias, claro que probablemente se le buscarán otras causas, pues esta no interesa a nadie. El gobierno tiene la ley en su mano para no permitir ciertos programas en horario infantil, y no lo hace, por lo que la responsabilidad última e única es la de los adultos.
      Gracias por comentar Catalina!

Comenta

Publicaciones relacionadas