Estudio de la Universidad de la Vida sobre las consecuencias del Coronavirus en la infancia del 2020

Estamos en el año 2040. Se ha publicado un estudio en el que se relata los resultados un test neurocientífico realizado a las niñas y niños que vivieron la grave época del coronavirus hace 20 años. Los resultados son del todo sorprendentes, pues lejos de mostrar graves consecuencias aquella infancia recibió dicha crisis sanitaria como un regalo caído del cielo.

La razón es que en aquella época, hablamos del 2020, padres y madres trabajaban demasiado, no tenían tiempo para estar juntos, y apenas se comunicaban si no era a través de pantallas. El estado de alarma decretado en el país obligó a las familias a no poder salir de casa durante unas jornadas que fueron calificadas como de alta “intensidad”. Esta situación, sin embargo, como ahora pasaré a comentar, fue de lo más satisfactoria para estas criaturas.

el covid19 o coronavirus

Procedemos a continuación a resumir algunos de los puntos más destacados de dicho estudio.

Así es como son hoy en día “Las niñas y niños del Coronavirus”:

  • Las niñas y niños del Coronavirus” demuestran más seguridad, empatía y autoestima que la infancia que no vivió aquella época en primera persona. Esto es porque durante un mes (esperemos que sea algo menos) recibieron una dosis muy alta de apego y afecto por parte de sus seres queridos, algo de lo que denotaban una gran carencia.
  • “Las niñas y niños del Coronavirus” son personas adultas que muestran una gran capacidad para superar el estrés y tienden a sufrir menos de esta dolencia. Son por lo tanto más felices que otros jóvenes adultos de su misma edad en otros países donde no llegó el Coronavirus. La principal razón es que superaron una situación insólita de la mano de sus seres más queridos que los acompañaron 24 horas al día durante un periodo de tiempo muy intenso. Superaron ese estrés en familia.
  • “Las niñas y niños del Coronavirus” tienen un vínculo muy fuerte con su familia lo cual hace que sean personas muy dadas para las relaciones sociales. Eso se debe a que en las semanas que duró la crisis del coronavirus la familia habló más que nunca, se resolvieron conflictos y se establecieron nuevas normas de convivencia que fueron muy saludables para el entorno familiar.
  • “Las niñas y niños del Coronavirus” son una juventud  que sabe manejar sus emociones pues aprendieron a hacerlo a través de la paciencia que sus familias tuvieron durante un periodo largo e intenso de cuidados hacia ellos.
  • “Las niñas y niños del Coronavirus” son personas sinceras y resilientes a las que no se les mintió sobre la cruda realidad de aquella época pero tampoco se les transmitió el miedo que sentían sus progenitores.

 

¿Te imaginas que esto fuera verdad?

Pues tú puedes hacerlo posible. Aprovecha esta oportunidad para ir escribiendo un gran futuro para tus hijos. Es posible, créeme, aunque también es comprensible que haya momentos donde nada de esto se cumpla por el cansancio, la monotonía, la falta de paciencia y los nervios. No te preocupes, aprenderán igualmente que aunque les queremos mucho, no somos perfectos.

Coge ahora mismo lápiz y papel o más bien a tu niña y tu niño y escribe la historia que quieres leer en un futuro.

Escribe la historia que quieres leer en un futuro

 

Si eres más visual y te apetece ver el vídeo de esta misma entrada puedes hacerlo aquí abajo ya que ha sido también publicado den el Canal de Realkiddys. No dejes de suscribirte!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

2 Comentarios

  • Publicado hace 16 Marzo, 2020

    raul davila

    Desconocemos el futuro y me parece una forma muy bonita, resiliente cómo dirían los sanitarios, y positiva de ver las cosas.
    Todas las experiencias que vivimos no son buenas o malas en si mismas, son en función de nuestras gafas cómo las vemos.
    Pongámonos las gafas de la realidad y cada uno que saque su conclusión, considero que es un ejercicio de autoanálisis aplastante.
    Gracias por tus palabras Alba😊

Comenta

Publicaciones relacionadas