¿Somos realmente conscientes de la cantidad de estereotipos que transmiten las marcas que rodean a nuestros hijos e hijas? El mercado actual presenta determinadas marcas que, a través de una portada infantil engañosa, transmiten estereotipos de género de lo más acusados. Estereotipos que en algunos casos además, nunca deberían tener lugar en ningún otro mundo que no fuese el adulto.

¿Y si alguien te dijese que tu hija de nueve años hace promoción a la firma más popular de pornografía mundial con sus accesorios escolares? ¿Y si luego te dieses cuenta de que además se los has regalado tú? No es tan inverosímil como pueda parecer a primera vista. La marca del mundo pornográfico por excelencia, la firma americana “Playboy”, hace no mucho que lanzó todo tipo de accesorios escolares dirigidos al mundo infantil femenino.

material plalyboy

Así es como me he encontrado a muchas de mis alumnas de primaria llevando carpetas, estuches, bolígrafos, y libretas, donde el famoso icono de la conejita Playboy parecía lo más último en cuanto a accesorios escolares de moda. Aunque después de haber visto los pasados carnavales el disfraz de “conejita Playboy” para mujeres y niñas gracias a la investigación que llevamos a cabo en #soyquiendecide, ya casi nada me sorprende.

disfraz-de-conejita-nina

¿Somos realmente conscientes de la cantidad de estereotipos que transmiten las marcas que rodean a nuestros hijos e hijas?

La marca Playboy quiso ir un poco más lejos si cabe, y hace un par de años decidió que incluso podría llegar a ser mucho más popular en el mundo infantil, más concretamente en el de las niñas, si juntaba un icono infantil femenino como el de Hello Kitty con el de la conejita Playboy, y así lo hizo de la mano de la marca francesa Colette. De esta manera nació una nueva línea que incluye colonias, llaveros, estuches, e incluso chupachús donde la pornografía y el mundo de las niñas parecen encontrar la “simbiosis perfecta”. Pero esto no es lo peor. Lo peor es que padres y madres adquiramos este tipo de productos sin ser conscientes de ello. Lo peor es que nadie diga nada al respecto. Lo peor es que todo esto sea lícito, en vez de ser duramente castigado.

hellokitty-playboy

Una firma mucho más actual, TopModel, ha venido también al mercado para demostrarnos que la belleza (física) es únicamente cosa de niñas. Esta marca nos vende la profesión de modelo de pasarela como el deseo más anhelado por cualquier niña. Eso sí, solo las niñas han de querer ser modelos, no hay sitio para chicos topmodels, y esta marca lo corrobora introduciendo a las niñas en un mundo donde el maquillaje, los trucos de belleza y la estética en general, parecen ser sus únicos intereses posibles.

Ellas tienen perfumes, libros con trucos de maquillaje, diarios para sus secretos “de niñas”… De hecho, la página de esta marca en concreto nos cuenta cómo ahora en las comuniones ya no está de moda regalar algo religioso, sino un diario supercool donde las niñas puedan expresar sus sentimientos. Los niños mejor que se lo traguen todo, porque para qué van a necesitar ellos un diario. Esta marca consigue hacerle un pequeño hueco al sector masculino con un estuche, un recipiente para la merienda y poco más. Eso sí, azul y con coches por doquier…

saint jordy top modelHay veinte mil libros fantásticos para regalarle a una niña o niña en Saint Jordi. Si tú también opinas que este es el regalo perfecto, tienes que leer mucho más.

TopModel es una línea infantil que acaba de salir al mercado para seguir definiendo a las niñas como dulces, pasivas, obsesionadas por la estética y poco más. Eso a los ocho años. Cuando tengan doce nos preguntaremos cómo han podido caer en enfermedades como la bulimia o la anorexia… Quizás si abrimos un poco más los ojos y la mente, entendamos que gran parte de la responsabilidad también ha sido nuestra.

Realkiddys no entiende este tipo de marcas en un mundo que presume de ser libre y tolerante, un mundo donde mucha gente cree que “ya se ha alcanzado la plena igualdad”. Y porque ni lo entendemos ni lo compartimos, sabemos que hay que dejar de presumir tanto y actuar más. Educar a una infancia sin estereotipos será uno de los pasos más fundamentales para acercarnos a esa igualdad, una igualdad de derechos donde se trate a cada persona como un individuo único, y no como un cuerpo encadenado a un sexo y un género, que lo condena a ser y comportarse de una determinada manera.

 

¿Conoces alguna otra marca de accesorios igual de estereotipada? Cuéntanoslo en los comentarios. ¡Agradeceremos tu aportación!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Comenta

Publicaciones relacionadas