Micromachismos: machismo de lo más macro

Uno de los talleres que impartimos desde Realkiddys es el de los micromachismos. Su título es un pequeño juego de palabras: “Micromachismos: el machismo que nunca será micro”. Si estás en este espacio está claro que algo de formación sobre género, feminismo e/o igualdad tienes, pero te diré que el concepto micromachismo todavía es un gran desconocido por gran parte de la sociedad. Así que hoy le daremos un pequeño repaso.

¿Qué es un micromachismo?

El término micromachismo fue acuñado en el año 1990 por el psicólogo argentino Luis Bonino. Este concepto se refiere a todas esas conductas que de manera sutil se cuelan en nuestro día a día pero que no dejan de ser puro machismo. Respecto al machismo más fuerte o públicamente denunciado como puede ser el asesinato, la violación o el maltrato, los micromachismos se perciben como inofensivos y de “poca monta” , pero no por ello dejan de ser violencia.

Sabemos que el prefijo micro- quiere decir pequeño, pero estos microgestos, microcomentarios, microsituaciones tienen en realidad unas consecuencias de lo más profundas en las mujeres.

Los micromachismos están en todas partes y en todo momento y no solo los hombres los comparten, difunden o apoyan sino que las mujeres también somos culpables de hacerlo. Ahora sí, las consecuencias son fundamentalmente para nosotras.

educación igualitaria sin micromachismos

Coeducar es una manera fantástica de luchar contra los micromachismos desde la infancia.

Os pondré algunos ejemplos de micromachismos que ya alguna otra vez hemos mencionado en nuestro blog:

  •  Espacios en el hogar divididos por sexos de manera natural:

  1. La cocina: para ella (te invito a leer femspacios)
  2. El mejor lugar en el sofá o el mejor sillón: para él
  3. La silla más cercana a la cocina en la comida familiar: para ellas
  1. En la tienda de electrodomésticos se dirigen a ella.
  2. Si van al concesionario solo hablan con él aún cuando el coche sea para ella.
  3. Llegada la hora de pagar le traen siempre la cuenta a él sin preguntar, y la cerveza claro.

 

  •   En el trabajo:

  1. Interrumpir a la mujer en su discurso: maninterrupting (te lo explico más abajo)
  2. Que las ideas de ellos sean mejor valoradas
  3. Que el espacio y la voz sea manipulado por ellos.

Y podríamos seguir, seguir, y seguir… Porque no parece haber ningún espacio libre de estos micromachismos.

Mansplaining? Maninterrupting? Manspreading?

El mundo anglosajón fue de los primeros en denunciar determinadas situaciones micromachistas o micromachismos. De ahí que muchos de estos términos se hallan mantenido en lengua inglesa. Nos referimos a los tristes mansplaining, maninterrupting o manspreading. Te explicaré en pocas palabras qué significa cada uno.

Las mujeres son interrumpidas continuamente por los hombres en el mundo profesional.

  • Mansplaining: cuando un hombre ve la necesidad de explicarte algo no porque no lo entiendas, sino porque asume que siendo una mujer no lo puedes entender. Se hace hasta con detalles de lo más básicos.
  • Maninterrupting: cuando un hombre interrumpe el discurso de una mujer sin respetar ni su turno de palabra, ni su voz, ni su mensaje, llegando incluso a apropiarse de las ideas de ella (y siendo a veces más aplaudido por exactamente lo mismo).
  • Manspreading: esto se refiere a esa mala costumbre de muchos hombres de ocupar su espacio y el que corresponde a las mujeres. En el metro de Nueva York se llegó incluso a hacer una campaña para denunciarlo.

Cómo combatir los micromachismos

Esta es probablemente la parte más interesante de todo este post, así que ojalá hayas podido llegar hasta aquí ;). Eso dice mucho de ti por cierto!

Para combatir los micromachismos necesitamos únicamente trabajar en dos claves:

  1. Ver y hablar de ellos. Reconocerlos.
  2. Tener una gran voz para no dejarlos pasar. Denunciarlos.

El primero se refiere a ser capaz de reconocer el micromachismo. Muchos de ellos están tan naturalizados, tan metidos en nuestro día a día que pensamos que ese comportamiento es algo natural, biológico y no algo aprendido o socializado. Una vez te das cuenta del micromachismo el siguiente paso sería señalarlo y no permitir que pase como si nada.

Esto puede parecer tarea fácil pero lo cierto es que te encontrarás a muchas voces que te califiquen como una persona exagerada, “que no es para tanto”, ” que si os quejáis por todo”, etc, etc, etc. Pero sabemos que sí es “para tanto”, que no es justo y que los micromachismos tienen graves consecuencias para la mujer (minan su autoestima, provocan depresiones, les quitan seguridad y energía…).

mujer-sin-voz-micromachismos

Mujer sin voz por causa de los micromachismos.

Por eso ser una persona empoderada y tener una fuerte autoestima (mucho de esto se logra teniendo el conocimiento y los argumentos de tu mano) es indispensable para callar esos micromachismos y a las personas que los defienden.

Espero que esta pequeña introducción al mundo de los micromachismos te haya ayudado a comprenderlos mejor, a abrir tus ojos y tus orejas para percibirlos a la primera y a deconstruir muchas ideas para construir en equipo un mundo más justo y menos machista.

….

Si quieres que Realkiddys se pase por tu centro escolar o instituto para impartir un “taller de micromachismos” puedes contactarnos en info@realkiddys.com y te daremos más información. Los talleres, por supuesto, se adecúan siempre a la edad a la cual se imparten.

Facebooktwitterlinkedin

Comenta

Publicaciones relacionadas