La plumofobia y nuestros hijos

Todos recordamos a aquel niño de clase afeminado, con algo de “pluma” ¿verdad? Éramos pequeños cuando empezamos a escuchar que Pedrito era gay. No sabíamos lo que era “ser gay” pero por las risas tenía que ser algo gracioso y no muy agradable. “Pedrito es gay, Pedrito es gay”. Así le cantábamos en el recreo. No sé si Pedrito, Pablito o Juanito es gay o no en la actualidad. Tal vez lo sea, tal vez no. Pero las burlas que recibió de pequeño seguro que lo marcaron de alguna forma. Eso es plumofobia infantil.

En realidad nadie se metía con su sexualidad, sino con su pluma, con su amaneramiento, con su feminidad. En resumen, con la manera diferente que tenía de expresar su género. Hoy en día 40 años después, esto sigue ocurriendo, porque como sociedad todavía no somos lo suficientemente tolerantes como para permitir que cada niño y cada niña pueda expresarse como quiera.

niño con rosa en la mano discriminado por plumofobia

¿Qué es entonces la plumofobia?

La plumofobia se puede definir como una discriminación  hacia hombres afeminados o mujeres masculinas. Se trata de una aversión hacia aquello que se salga de lo heteronormativo y del binarismo hombre/mujer al que estamos acostumbrados. La idea de “tiene pluma” suele relacionarse desde el mundo hetero con la condición homosexual de los hombres, pero también se aplica a mujeres.

Si lo analizamos bien esta plumofobia ya comienza en los primeros años. El odio hacia esa expresión de género diferente marca una intolerancia muy temprana contra la que tenemos que luchar tanto desde las aulas como desde las propias familias. Y desde Realkiddys no podíamos dejar de apoyar con la difusión de estos conceptos y la lucha por una infancia más auténtica, con menos plumofobia.

 

¿Se da también esta fobia dentro del mundo LGTB?

Lamentablemente e increíblemente también ocurre aquí. Hoy en día existen chats de homosexuales donde los “hombres con pluma” o “las locas” (como también las llaman) no son bien recibidas. Estas personas creen que ser gay no implica necesariamente tener pluma (algo con lo que estamos totalmente de acuerdo) pero esa tolerancia que piden hacia su condición sexual no la están aplicando hacia la expresión del género de los que no son iguales a ellos.

labios de colores luchando contra plumofobia

Campaña #StopPlumofobia

Esta semana se ha celebrado un año más el Día del Orgullo Gay. Dentro de todas las iniciativas para visibilizar y celebrar la realidad del mundo más allá de la heterosexualidad nos hemos encontrado con la campaña #StopPlumofobia. Esta campaña consiste en compartir una foto donde te hayas pintado una uña rosa o bien hagas un corte de manga como símbolos rompedores de apoyo a lo que no es cisgénero, a la tan temida “pluma”.

Son muchas las personas que han apoyado esta campaña. En el siguiente vídeo encontraréis algunos ejemplos de ellas.

Desde aquí os hago una llamada para enseñar a vuestros hijos a ser tolerantes, a aprender a convivir con todo tipo de compañeros y compañeras en sus grupos de amigos, a que el género no les divida en grupos: hablemos de expresión de género, de identidad o de sexualidad. Y recordaros que un 80 % del bullying que sufren los niños y niñas está relacionado con el género.

La plumofobia también existe en la infancia y su daño puede ser irreversible. Hagamos entre todos un mundo mucho más justo: #StopPlumofobiaInfantil

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Comenta

Publicaciones relacionadas