Cuando era pequeña, recuerdo que a uno de mis dos hermanos siempre lo confundían con una niña. No sé si el pelito rubio algo largo que se estilaba en esa época, junto con esos ojos azules y expresivos que tenía, te encasillan en un sexo determinado, pero el pobre estaba más que harto de tener que contradecir dicha afirmación. Entonces era cuando alguien le decía a mi madre aquello de: “Ayyy… es que es tan guapo, ¡que parece una niña!”, lo cual sentaba todavía peor a mi hermano, porque no solo le decían niña, sino niña guapa. ¡Arjjjj!, menudo par de insultos ¿verdad? 😉 

Uno de los momentos más esperados del año para mi familia eran los carnavales. Esta era la época en que mi madre se enfundaba el mandil creativo, y en un par de semanas, a base de extender su ya larga jornada hasta las tres o cuatro de la madrugada, nos hacía unos disfraces no solo bonitos, sino mágicos. Recuerdo perfectamente el olor a maquillaje de aquellas sesiones, las lentejuelas, el tacto de las telas con brillos, la purpurina en la cara, los nervios, y el posterior orgullo de llevar prácticamente siempre los primeros premios.

princeofcuteness

A mi “guapo” hermano, por contra, nunca le agradaron demasiado estas fechas, pues ya era suficiente con que confudieran su sexo con cierta frecuencia el resto del año, para que además mi madre lo difrazase de Dña. Croqueta u otros similares. Por si esto fuera poco, el regalo que le correspondía pues… solía ser algo “de niñas” (mi hijo estaría encantado, pero claro, Realkiddys no existía de aquella). A mi tampoco me parecía para tanto, sobre todo porque el premio, por proximidad en edad, acababa siempre en mis manos. ¡Jiji! ¡Viva lo andrógino!

Sin embargo, no es hasta ahora que me he parado a pensar lo que determinadas frases, que a menudo  les decimos a nuestros hijos e hijas, implican realmente. Procedamos pues, al análisis de la susodicha oración en profundidad.

“Es tan guapo que parece una niña”. Lo cual viene a decir que:

  1. Las niñas tienen que ser guapas, condición sine qua non.

  2. Los niños no suelen serlo, o no tienen por qué.

  3. Las niñas son casi siempre más guapas que los niños, sino se considera extraño.

  4. No se suele alabar la belleza física en un niño, casi siempre en una niña (incluso cuando no exista).

  5. En las niñas es lo primero que se tiende a apreciar o valorar, muy por encima de su inteligencia, creatividad, o cualquier otra cualidad que puedan tener.

file000788656037Trata de halagar a una niña por algo más que su belleza.

Extrapolando este tipo de sentencia al discurso cotidiano, he encontrado bastantes frases similares en nuestro lenguaje, aunque no por ello menos condenatorias:

  • Es tan bruta que parece un niño.

  • Es tan movida como los niños.

  • Es tan sensible como las niñas.

  • Es tan llorón que parece una niña.

  • Es tan desordenada como los niños.

  • Es tan estudioso como las niñas.

  • Es tan tranquilo como una niña.

  • Es tan nerviosa como un niño.

  • Es igual de maleducada que un niño.

Y así podríamos seguir con la infinita lacra de estereotipos que invaden nuestra infancia. ¿No nos damos cuenta de lo injusto que son semejantes falsos juicios ? ¿Tenemos que ser movidos, maleducados, brutos, nerviosos si somos niños?¿Y guapas, sensibles, ordenadas, estudiosas y tranquilas si somos niñas? En absoluto, no hay un gen que nos defina así por el simple hecho de pertenecer a uno u otro sexo. No son más que unas teorías insulsas que alguien se inventó porque probablemente le favorecía, y han permanecido cuasi–intocables, hasta el punto de creerlas innatas, por los siglos de los siglos, Amén.

SANYO DIGITAL CAMERALos niños son personas antes que niños, no lo olvides.

El consejo de Realkiddys es que intentes alabar en un niño algo más que su fuerza (que además no tiene, porque no te olvides que es un niño) y te concentres en otros valores que probablemente tendrá como pueden ser su creatividad, su responsablilidad, su amabilidad, su constancia, su buenhacer, y por qué no, de vez en cuando ¡también su belleza!.. No te quedes en el motto de “es que los niños, ya sabes, son niños” porque no es así. Los niños son personas antes de ser niños, no lo olvides.

Intenta alabar en un niño algo más que su fuerza o valentía.

Y cuando te encuentres a tu vecina, sobrina, o prima, que no sea siempre la belleza tu primer o único halago, que no crea que ha de estar guapa para complacerte a ti o a sus padres. No le des importancia a la ropa que lleva. Tal vez tenga la camiseta sucia, pues en vez de llamar la atención sobre su falta “de decoro o higiene” podrías decirle: “Vaya, mira como te has puesto, seguro que eres una escaladora nata, ¿eh?”

file000557448510Ensuciarse, correr, y tirarse por los suelos también es "de niñas".

En conclusión:

Cambia tu forma de dirigirte a la infancia,

y ellos cambiarán la forma de verse a ellos mismos .

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

10 Comentarios

  • Publicado hace 11 Junio, 2015

    Paula ferreira

    Dios mio, con este post me has leido el pensamiento o que???
    Cansada de oir que sergio es bruto porque es un niño, o que pega porque es un niño y que parece una niña x su ropa! Lo k hay que aguantar por no ser sordos… El niño es bruto pk no mide su fuerza y no sabe que lastima, pega pk es un niño y todos los niños/as lo hacen antes o despues porque es una etapa mas y finalmente la ropa …. En fin…. Para gustos los colores , no?

    • Publicado hace 11 Junio, 2015

      Alba Alonso

      Exactamente Paula!Yo también odio las etiquetas. No nos damos cuenta del daño que hacen. Estos niños crecen creyendo que son fuertes, valientes, brutos,insensibles… Luego nos preguntaremos ¿por qué hay violencia de género en los adolescentes? Menos mal que el tuyo te tiene a ti para contrarrestar esos mensajes. ¡Qué suerte tiene!

    • Publicado hace 13 Junio, 2015

      Paz Alonso

      Mas claro, agua!

      • Publicado hace 15 Junio, 2015

        Alba Alonso

        Pues de eso se trata, de ponerlo clarito a través de ejemplos cercanos y tangibles, para que veamos cómo lo que creíamos que “no era para tanto”, y “ya está superado”, en realidad sigue vigente y sí nos afecta.
        Gracia por comentar Paz! Y a seguir leyendo a Realkiddys! 😉

  • Publicado hace 12 Junio, 2015

    Nenalinda

    Hola Alba por fin he podido venir a conocer tu blog ,me ha encantado el post asi como descubrirte.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    • Publicado hace 15 Junio, 2015

      Alba Alonso

      Hola Chus! Pues no deje de venir, yo mientras tanto me tomo una megagalleta de esas tuyas!Hmmmm!

  • Publicado hace 19 Junio, 2015

    mirari

    tienes un blog sûper interesante! pienso tanto como tû…

    • Publicado hace 19 Junio, 2015

      Alba Alonso

      Gracias Mirari, pues si te gusta, ya sabes a comentar y poner tu granito de arena, porque el mensaje tiene que llegar lejos para que se dejemos de una vez de etiquetar y limitar a la infancia.
      Un abrazo!

  • Publicado hace 19 Febrero, 2016

    papabichoraro

    Me ha encantando! A mi de pequeño también me confundían 🙁 igual que a tu hermano rubio y pelo largo… A mi Nene hasta los 6 meses le confundían bastante, les decías que es un niño y casi siempre la contestación era “es que como es tan rubito”. Nunca hemos entendido que tenia que ver el color del pelo :S pero esa respuesta era tan general… Después de leer tu post veo que parece habitual ese tipo de comentarios.

    • Publicado hace 19 Febrero, 2016

      Alba Alonso

      Como si el ser guapo fuese solo cosa de niñas! Seguro que tu peque es monísimo como su papá claro! 😉

Comenta

Publicaciones relacionadas