Comenzamos nuestra tercera iniciativa #soyquiendecide dentro de la campaña Enseñando a Ser junto a Madresfera. Para todas aquellas personas que quizás no conocen los inicios de esta campaña, os invitamos a leer estos post sobre los objetivos de la campaña y sus dos primeras acciones: #soyquiendecide en Navidad, #soyquiendecide en carnaval.

En esta ocasión nos gustaría llamar vuestra atención sobre la cantidad de estereotipos de género que invaden la literatura infantil, todos esos cuentos que día tras día les leemos de la manera más inocente del mundo a nuestros hijos e hijas.

Somos conscientes de que la literatura popular o tradicional está llena de ellos, pero el verdadero problema es que muchos de los actuales también son una fuente de estereotipos. Todas las noches leo a mis peques, entre otras cosas, un libro que contiene minicuentos de un minuto para antes de dormir. Fue un regalo de los reyes magos y la verdad, es que tenía muy buena pinta. Sin embargo, cuento tras cuento, lo único que aparecen son más y más estereotipos.

eduimages20051025_0065

En este libro infantil, las mamás siempre son las que cuidan de los hijos, hasta el punto de que se dice “la cesta de planchar la ropa de mamá”. No solo plancha ella, sino que claramente ese campo es de su potestad. Y así ocurre con todas las tareas del hogar, donde son las dinosaurias y no los dinosaurios las que se ocupan de ellas. Y este no es un libro de la época de los hermanos Grimm, sino que es un cuento recién publicado.

¿Cómo hago para escoger un cuento libre de estereotipos ?

1. Lo primero es echarle un ojo al libro antes de adquirirlo. No solo hemos de fijarnos en lo atractivo de la portada o la belleza de las imágenes, sino en el contenido del mismo. Aún así. está claro que se nos pasarán muchas cosas, porque para mi hubiese sido imposible leer el libro de 100 cuentos que les regalaron a mis peques.

bookstore-shopping

2. Lo que sí podemos hacer es comentar los detalles que consideramos oportunos con nuestros hijos e hijas según vamos leyendo el cuento. Podemos referirnos a cómo se reflejan las profesiones, los colores, las emociones, las aficiones, el lenguaje… Y siempre adecuándonos a la edad de nuestros oyentes, claro. Os dejo un par de ejemplos:

-Vaya, no hay ni una mamá dinosauria que trabaje fuera de casa en este libro, ¡qué raro! ¿No?

-Fíjate ni un solo niño dinosaurio va de color rosa en los 100 cuentos, ni que el rosa fuese solo para las chicas, será para quien le guste, ¡digo yo! Y a muchos niños también les gusta el rosa. No lo entiendo.

padre, hija, hijo, estereotipos, lectura, cuentos Foto encontrada en el blog TestingIlussions

3. Otra idea es intentar comprar o bien coger prestados en la biblioteca libros que rompan con los estereotipos de género. Bien porque les dan la vuelta a los cuentos tradicionales, o bien porque muestran nuevos modelos de ser hombres y mujeres, niños y niñas. Cada vez hay más pregúntale a la persona encargada de la biblioteca o al dependiente, seguro que te ayudarán a encontrarlos.

princesas, estereotipos, literatura infantil, cuentos

Seguro que tienes muchas más ideas para combatir los absurdos estereotipos en la literatura infantil, así que no dudes en hacernos partícipes en los comentarios.

Y recuerda:

Usa el hashtag #soyquiendecide en tus redes favoritas para mostrar:

  • esos cuentos que tienes por casa llenos de roles estereotipados;
  • esos libros que has visto en la librería de “libros para chicos”,  “libros para chicas”;
  • cuentos que conoces que rompen con los estereotipos femeninos y masculinos;
  • cuentos donde ellas son las protagonistas, y son algo más que princesas;
  • etc, etc, etc.

 

 

sello_campanha_libros

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

9 Comentarios

  • Publicado hace 16 Marzo, 2016

    Mamá de Noé

    Totalmente de acuerdo. Es increíble como, por un lado, nos quejamos de la desigualdad que todavía hay en muchos aspectos de nuestra sociedad, y por otro, la gran mayoría siguen educando a sus hijos en estereotipos….Niñas que solo visten de rosa, que tienen que ser princesas, y que desde que tienen uso de razón tienen cocinitas, bolsos y maquillaje de juguetes, amén de un carrito y un muñeco, mientras que en los niños, se fomentan valores “masculinos”, se les prohibe el rosa, (no vaya a ser que se vuelvan “maricones”) y se les rodea de coches, camiones, juegos de construcciones etc…Muy triste el panorama. Menos mal que, poco a poco, algunas madres intentamos cambiar las cosas. Un saludo

    • Publicado hace 16 Marzo, 2016

      Alba Alonso

      Gracias por ser una de esas personas que aboga por un cambio. Un paso donde se respete a cada niño y cada niña por como son, no por como la sociedad dice que han de ser. Un saludo Mamá de Noé!

  • Publicado hace 20 Marzo, 2016

    Cuestión de Madres

    Era imposible no tratar este tema porque… ¿por qué deben existir cuentos para niños o para niñas? ¿Por qué esa distinción? ¿Es que leen diferente? Me pongo manos a la obra y os cuento mi historia con ellos

  • Publicado hace 11 Abril, 2016

    Criando247

    Me encanta tu Post, y he cogido como consejo super útil el utilizar los estereotipos o cosas que no nos gustan de algún cuento para generar debate con mis hijos.
    #SoyQuienDecide

    Nos leemos!

    • Publicado hace 11 Abril, 2016

      Alba Alonso

      Muchísimas gracias. Ya te he leído. ¡Fantástico el rincón de lectura que has creado!

  • Trackback: #soyquiendecide y los cuentos que leemos – Madresfera

  • Publicado hace 14 Mayoo, 2017

    Judith

    Hola. Abundante literatura científica y de rigor avala que los cuentos tradicionales, aquéllos que nos acompañan desde hace miles de años, no presentan personajes estereotipados, sino arquetípicos. Los estereotipos que nos disgustan nacieron más recientemene, a través de las recopilaciones de folkloristas (quienes no pudieron evitar plasmar la moral del momento) y sobre todo de los dibujos animados que todos conocemos. También se repiten en la literatura actual, la cual cosa sí es grave de verdad. La imagen que tod@s tenemos en la cabeza de una princesa es seguramente la que nos ha llegado de Disney y similares. Pero la princesa de un cuento tradicional NO era esa, nunca lo fue. Los arquetipos eran y son necesarios. Confundir estereotipo con arquetipo, en el ámbito del cuento tradicional, tan necesario y valioso, no beneficia a nadie.

    • Publicado hace 31 Mayoo, 2017

      Alba Alonso

      Hola Judith,
      Me has dado tema para un nuevo post. Arquetipos vs. estereotipos. En cuanto tenga un hueco me pongo a ello. Gracias por pasarte por Realkiddys!

Comenta

Publicaciones relacionadas