Gracias a tecnologías como la inteligencia artificial, el feminismo sigue trabajando en primera línea para hacernos ver que por mucho que nos parezca que hemos avanzado, todavía nos queda un largo camino (y lamentablemente en épocas como la de esta pandemia estamos teniendo un notable retroceso).

Una de las activistas que más admiro en el mundo de la igualdad de género es la actriz Geena Davis. En el año 2009 Geena Davis fundó el “Instituto sobre el género en los medios de comunicación”, a través del cual  Geena y su equipo se dedican a analizar todos los sesgos y discriminaciones en cuanto al género existentes en cine, series, dibujos animados y demás.

El lema del Instituto es “If she Can See It, She Can Be It” algo así como “Si ella puede verlo, puede serlo” queriendo indicar que las niñas necesitan verse representadas en el mundo de la pantalla para entender que también son agentes activas y cruciales de la historia del universo (y no solo bellos adornos en la misma).

El último trabajo desarrollado por este instituto, el GDIQ, traerá cola y Geena lo sabe ;).

Hace unos años el  “Institute on Gender in the Media”  consiguió llevar a cabo una aplicación basada en la inteligencia artificial llamada “Spellcheck for Bias: GDIQ” (Corrector de sesgos: Cociente Inclusivo de Geena Davis). Esta maravillosa aplicación financiada a través de  Google.org y desarrollada en la Universidad de Mount Saint Mary con la tecnología audiovisual de la Universidad de Southern California tiene como objetivo mostrar las grandes desigualdades todavía existentes en la pantalla en cuanto al género. Porque aunque tengamos a WonderWoman, a Rey de StarWars y a la Capitana Marvel lo cierto es que todavía existen muchas desigualdades.

Lo fantástico de esta aplicación de inteligencia artificial es que no solo trabaja con los sesgos de género sino que también analiza otros factores como la visibilidad de raza, comunidad  LGBTIQA y/o la diversidad funcional. Es decir, no solo veremos que las mujeres no estamos suficientemente representadas a través de datos científicos y fiables (si a mí no me crees mira lo que dice la máquina) sino que también aprenderemos cómo muchos colectivos están infrarepresentados en nuestras pantallas.

app-inteligencia artificial-gdiq

Te enseñaré un ejemplo muy práctico y sencillo sobre la falta de representación de mujeres en el mundo del cine. Analizando las películas más tops de los años 2014 y 2015 haciendo uso de esta aplicación, se llegó a las siguientes conclusiones. Se dividió las películas en tres grupos: películas con hombres protagonistas, películas con mujeres protagonistas y películas con pareja protagonista de hombre y mujer.

Los resultados fueron sorprendentes. En el primer grupo se observó que cuando los hombres son los protagonistas indiscutibles de las películas su tiempo en pantalla es de un 77% frente a un 23 % de las mujeres. Y su tiempo de diálogo o “speaking time” es de un 73% frente a un 27%. Todo ok hasta aquí, estarás pensando. Normal que aparezcan y hablen más que ellas si son los auténticos protagonistas.

Pero mi sorpresa fue al ver que cuando ellas eran las protagonistas (no tan indiscutibles parece ser) su tiempo de pantalla respecto a la de ellos era de un 52% frente a un 48%. Es decir, ¡aparecen prácticamente el mismo tiempo! Y además si seguimos analizando los datos y vemos cuánto hablan ellas (siendo las protagonistas) respecto a ellos, los datos nos cuentan que la diferencia es de un 2%!!!

inteligencia artificial-género

Si seguimos viendo los datos y nos pasamos a las películas donde tenemos a un hombre y una mujer como protagonistas (que fueran dos hombres o dos mujeres no nos daría muchas películas para analizar…), ellos están un 60% en pantalla y ellas un 40%. Pero ese que además ellos hablan un 61% frente a un 39% que se les “permite” a ellas. Woww, menos mal que somos igual de protas tú y yo ¿eh? Habría que usar esta app para analizar también cuánto cobran esos co-protas porque estoy segura de que no sería lo mismo.

Esto es un primer zasca para ayudarnos a ver que aún cuando pensamos que ya tenemos mujeres protagonistas e historias feministas, las desigualdades siguen latentes (aunque no sean ya tan perceptibles). Y recuerda que el hecho de que no las percibamos no quiere decir que no nos afecten a nosotros y a nuestras niñas y niños de manera inconsciente.

Lo bueno de esta aplicación es que hace uso de la inteligencia artificial para analizar guiones antes de que lleguen a nuestras casas y salas de cine, con lo que muchas desigualdades podrán ser paliadas a tiempo. A finales del año pasado la factoría de Disney, cada vez más comprometida con la igualdad de género, se alió con Geena Davis para hacer uso de esta aplicación en sus futuras creaciones.

Y para acabar me gustaría hablar de las buenas noticias. El último estudio (2020) llevado a cabo por el Instituto acerca del género en las películas familiares ha demostrado que por fin hemos alcanzado la paridad de representación en este tipo de películas. Bien hecho, industria del cine!!!

inteligencia artificial-género-2020

Este estudio (2020) va un poco más allá del anterior y también se para a analizar la edad y el tipo de cuerpo de las mujeres protagonistas. Aquí se observa que una vez pasas los 40 años de edad o si tu cuerpo no cumple con los cánones de belleza instaurados en el cine tienes entre un 20 y un 30 % menos posibilidades de aparecer representada en la pantalla. Habrá que seguir trabajando en estos aspectos, ahora que ya estamos en la pantalla de igual manera. Recordarte que esto solo ocurre en las películas dirigidas al público familiar, pero esto tiene una gran importancia porque son las películas que verá nuestra infancia.

Si te ha gustado este post y quieres volver a echarle un ojo tal vez te apetezca hacerlo de manera visual. Para ello, por aquí te dejo el vídeo que sobre el mismo tema he publicado en el canal de Realkiddys. No dejes de suscribirte!!

……..

Si es la primera vez que te pasas por nuestro blog Realkiddys te invito a echarle un ojo a nuestras creaciones. Por aquí te dejo el enlace a nuestro último cuento Carla no es Carla, sino Carlos donde hacemos uso de la literatura infantil para visibilizar la diversidad de género.

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Comenta

Publicaciones relacionadas