Cada vez que escuchas o pronuncias la palabra feminista, es la imagen de una mujer la que viene a tu cabeza.

Porque piensas que es una lucha de mujeres.

Porque piensas que ellos no van a ganar nada.

Porque opinas que si son los privilegiados en la escala de poder, para qué van a querer ser feministas.

Ser un hombre feminista no te convertirá en más ni en menos hombre. (Tuitéala)

Déjame decirte que no estás en lo cierto.

Permíteme contarte que es mucho, lo que los hombres os estáis perdiendo sin ser conscientes.

Pero en vez de que me leas, prefiero esta vez que escuches mi historia personal, para que así comprendas (seas hombre o mujer), cómo ser feminista te ayudará a lo largo de tu vida en muchas ocasiones.

He aquí una de ellas.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Comenta

Publicaciones relacionadas